La casa de lujo más visitada de Castilla y León está en Burgos y es un castillo del siglo XIV

Imagen de la fachada del castillo de los Velasco. /BC
Imagen de la fachada del castillo de los Velasco. / BC

La fortificación combina el puente levadizo y el patio de armas con ascensor y piscina | Busca comprador por 2.350.000 euros a 2.611 euros el metro cuadrado

Aythami Pérez Miguel
AYTHAMI PÉREZ MIGUELBurgos

En Lezana de Mena, entidad del municipio de Valle de Mena, en la comarca de Las Merindades, se vende castillo del siglo XVI con patio de armas y puente levadizo pero también con wifi, ascensor, piscina y todas las comodidades del siglo XXI. La casa de lujo más visitada de Castilla y León durante el año 2018 no es una casa, es un castillo y está en la provincia de Burgos.

«Un sueño para vivir como un rey», reza el anuncio y, como uno puede presuponer, vivir como un rey no es barato. El precio del castillo es de 2,35 millones de euros. El metro cuadrado se vende a 2.611 euros. Pero su precio ha bajado en más de 1 millón de euros. El inmueble lleva a la venta varios años. En 2015 se vendía por 3,5 millones de euros.

Según el portal de alquiler y venta de inmuebles Idealista, este castillo fue la casa de lujo más visitada durante el año 2018 en toda Castilla y León pero todavía no ha encontrado comprador.

La fortaleza data del siglo XIV y su dueño es Eduardo Gil Lang. En 2015 ya llevaba intentando vender el castillo tres años. Es heredero directo de la saga de los Velasco, los Condestables de Castilla. Recibió la propiedad del castillo en 1990. El castillo está acondicionado con todas las comodidades de este siglo pero hace años que su propietario decidió venderlo.

El castillo de los Velasco no es una fortificación cualquiera, cuenta con el estatus de Bien de Interés Cultural, por lo que está exento de pagar el Impuesto de Bienes Inmuebles (IBI).

La fortificación es totalmente habitable, se reformó completamente en el año 2010 y su propietario la mantiene en buen estado. 22.000 metros cuadrados de parcela rodean al castillo, cuenta hasta con su propio riachuelo. Piscina, calefacción, radiadores en el suelo, ascensor o un sistema que permite limpiar sus estancias de manera autómata son los avances tecnológicos de este castillo del siglo XIV. Su tamaño y complejidad precisa de los mismos para hacer habitable la fortificación que cuenta con 600 metros cuadrados repartidos en varias plantas, 100 metros cuadrados de terraza cubeirta, seis alcobas, baños, vestidores, tres aseos, biblioteca, gran comerdor, salones independientes separados por los muros con la estructura original, pilares de robe de hasta 12 metros de largo, patio de armas con su paseo de ronda y puente levadizo.