El CENIEH recibe cerca de 100.000 euros para seguir investigando en Olduvai

Concentración de restos de elefante en uno de los niveles inferiores del yacimiento Thiongo Korongo, lecho II de Olduvai (Tanzania)/
Concentración de restos de elefante en uno de los niveles inferiores del yacimiento Thiongo Korongo, lecho II de Olduvai (Tanzania)

Se trata de un proyecto iniciado en 2010 que ha obtenido financiación de la Agencia Estatal de Investigación para continuar las investigaciones sobre el origen y la funcionalidad del Achelense

Burgos Conecta
BURGOS CONECTABurgos

El Centro Nacional de Investigación sobre la Evolución Humana (CENIEH) continuará los próximos tres años avanzando en la investigación del Paleolítico de la Garganta de Olduvai (Tanzania), gracias a la financiación de cerca de 100.000 euros obtenida por el proyecto presentado en la convocatoria I+D+i (anteriormente Plan Nacional) de la Agencia Estatal de Investigación (AEI), que lideran los arqueólogos Joaquín Panera y Manuel Santonja.

Se trata de un proyecto de investigación iniciado en 2010 por el CENIEH que se centra en Thiongo Korongo (TK), uno de los principales yacimientos del Lecho II de Olduvai, referencia mundial de los estudios sobre el origen de la humanidad y el desarrollo de las primeras tecnologías de la piedra tallada.

Los trabajos actuales en TK, conocido internacionalmente desde las primeras excavaciones efectuadas por Mary Leakey en la década de 1960, han permitido estudiar un variado conjunto de niveles caracterizados por la realización de diferentes actividades, en conexión con estilos de talla diferentes, siempre dentro del complejo achelense.

«Las ocupaciones identificadas en TK en algún caso se relacionan con el consumo de productos vegetales y probablemente de insectos, mientras que otras lo están con el aprovechamiento de grandes animales», explica Manuel Santonja.

Además de Panera y Santonja, en el estudio de TK participan el anterior director del CENIEH, Alfredo Pérez González, y otras dos investigadoras del centro, Susana Rubio y Patricia Bello, que precisamente realiza su tesis doctoral sobre las huellas de uso reconocibles en el instrumental lítico encontrado en el yacimiento.

Homo ergaster

La cronología del yacimiento, aproximadamente 1,4 millones de años, confiere un particular interés a los vestigios exhumados en la última campaña y sobre los que se sigue trabajando este año, un espectacular conjunto de huesos de un ejemplar adulto de Elephas reckii, asociados con industria lítica que prueba la intervención de Homo ergaster.

«Se trata de la especie humana propia del momento, cuyos restos también se han registrado en este mismo nivel aumentando de manera exponencial las expectativas de las investigaciones que el CENIEH desarrolla en esta singular localidad», afirma Santonja.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos