Detectan un asteroide del tamaño de un coche cuatro horas antes de estrellarse contra la Tierra

Trayectoria e impacto del asteroide 2019 MO./UH Manoa
Trayectoria e impacto del asteroide 2019 MO. / UH Manoa

El impacto tuvo lugar el pasado sábado en un punto sobre el mar al sur de Puerto Rico y, dada su potencia, fue captado por los radares meteorológicos

EUROPA PRESS

Un asteroide del tamaño de un automóvil fue localizado horas antes de que se estrellara contra la Tierra y se quemara en su entraada a la atmósfera el fin de semana pasado. El impacto tuvo lugar sobre el océano al sur de Puerto Rico.

Los telescopios Atlas de detección temprana de objetos en trayectoria hacia la Tierra, operados por la Universidad de Hawai, detectaron la roca antes de entrar a la atmósfera cerca de Puerto Rico, en la mañana del 22 de junio de 2019. El asteroide de cuatro metros de diámetro, con aproximadamente el tamaño de un automóvil y nominado 2019 MO, fue observado cuatro veces en un lapso de 30 minutos en las instalaciones de Atlas, en Mauna Loa, en la isla de Hawai, alrededor de la medianoche en el archipiélago,mañana del 22 de junio en el Caribe.

En ese punto, el asteroide estaba a solo 500.000 kilómetros Tierra, 1,3 veces la distancia a la Luna. Estas observaciones iniciales fueron evaluadas por el software de análisis de impacto 'Scout' del Laboratorio de Propulsión a Chorro (JPL) de la NASA, donde el asteroide recibió una calificación de impacto 2, «modesta».

Sin embargo, Davide Farnocchia de JPL observó un posibles «infrasondas atmosféricas» en Puerto Rico unas doce horas más tarde y preguntó si la comunidad podría buscar observaciones adicionales. Afortunadamente, el telescopio Pan-Starrs 2 (PS2), en Haleakala (Hawai), estaba operando al mismo tiempo, y dos horas antes de las observaciones del Atlas ya había tomado imagen de la parte del cielo donde se debería haber visto 2019 MO.

El asteroide estaba ubicado en una parte de la cámara del telescopio PS2 que no está completamente operativa, pero los científicos Robert Weryk y Mark Huber en el Instituto de Astronomía de la UH y Marco Micheli en la Agencia Espacial Europea encontraron el asteroide.

Con estas observaciones adicionales del PS2, la predicción de la trayectoria de entrada de la roca espacial mejoró significativamente, y los nuevos cálculos del software 'Scout' aumentaron la calificación de riesgo de impacto a 4 o «probable».

Finalmente, el radar meteorológico de Nexrad en San Juan, Puerto Rico detectó 2019 MO cuando se quemó en la atmósfera. Según sus datos, chocó contra la atmósfera terrestre sobre el océano, a unos 380 kilómetros al sur de San Juan de Puerto Rico.