El Colegio de Médicos de Burgos recomienda que mayores, niños y personas enfermas extremen precauciones ante la ola de calor

Varias personas se refugian en la sombra ante las altas temperaturas. /El Norte
Varias personas se refugian en la sombra ante las altas temperaturas. / El Norte

Cansancio, dolores musculares y de cabeza, náuseas, hipotensión y en algunos casos, pérdida del conocimiento son algunos síntomas provocados por el golpe de calor

BURGOS conecta
BURGOS CONECTABurgos

Ante las altas temperaturasprevistas para los próximos días en Burgos y su provincia, el Colegio de Médicos de Burgos recomienda que niños, mayores y personas enfermas extremen precauciones ante las consecuencias que pueda producir la ola de calor.

Cabe recordar que un golpe de calor se produce cuando la temperatura corporal supera los 40° C.​ En ese momento, se produce una situación que los profesionales médicos califican de «peligrosa» y que puede detectarse mediante síntomas leves como el cansancio, dolores musculares, dolor de cabeza, náuseas, hipotensión y en algunos casos, pérdida del conocimiento.

Deben tener especial cuidado

Las personas mayores, discapacitadas y los niños menores de 5 años; los enfermos crónicos (hipertensión, diabetes, cardiopatía, obesidad, alcoholismo); los que tomen alguna medicación habitualmente; las personas que realizan trabajos físicos intensos o deporte al aire libre cuando hay temperaturas elevadas.

Efectos que produce

Calambres , por pérdida de sales, así como agotamiento : malestar, dolor de cabeza, nauseas, vómitos, sed intensa. Deshidratación : decaimiento y sensación de postración.

El Golpe de calor : naúseas, vómitos, dolor de cabeza, piel caliente y enrojecida, aumento de la temperatura corporal por encima de 40º, inestabilidad al andar, mareos, pudiendo llegar a tener convulsiones y coma.

¿Cómo protegerse?

Es recomendable no salir de casa durante las horas centrales del día (entre las 12 del mediodía y las 6 de la tarde), además de beber más líquidos, sin esperar a tener sed y sobre todo agua y zumos de fruta ligeramente fríos.

Importante evitar las comidas copiosas, tomar verduras y frutas. Comer menos cantidad y más veces al día y evitar las comidas calientes ni abusar de las bebidas alcohólicas.

Básico reducir la actividad física, sobre todo en las horas centrales del días, descansar con frecuencia a la sombra.

Use ropa de tejidos naturales, ligera y holgada, de colores claros, sombrero, gafas de sol y cremas protectoras solares; permanecer en espacios ventilados o acondicionados y cuando esté en la casa, utilizar las habitaciones más frescas. A lo largo del día, bajar las persianas y cerrar las ventanas y ábralas por la noche para ventilar. Los alimentos mantenerlos en el frigorífico y vigilar siempre las medidas higiénicas de conservación.

Persona afectada por el golpe de calor

En el caso de ver a una personas que ha sufrido un golpe de calor, lo primero llamar a emergencias sanitarias al 112 y mientras tanto, coloque al enfermo en un lugar a la sombra, quitarle ropa para airearle. En el caso, de que esté consciente, colocarle con la cabeza ligeramente elevada y ofrézcale abundante agua. Refrescarle con agua fría o hielo, sobre todo la cara y axilas, pero no meterle en la bañera para enfriarle.

Si está inconsciente colocarlo tumbado de lado, con las piernas flexionadas y no darle nunca de líquidos.

Temas

Burgos