Un concierto Orquesta de Cámara Santa Cecilia recaudará fondos para tratar a un niño senegalés enfermo

El Auditorio de la Fundación Caja Círculo acogerá el concierto benéfico. /GIT
El Auditorio de la Fundación Caja Círculo acogerá el concierto benéfico. / GIT

El pequeño probablemente tenga que ser trasladado a España para su tratamiento

EFE. Burgos

El concierto que ofrecerá este sábado, 4 de mayo, en Burgos la Orquesta de Cámara Santa Cecilia en el auditorio de la Fundación Cajacírculo, organizado por la ong Yakaar África, pretende recaudar fondos para pagar la atención médica a un niño senegalés de poco más de dos años, que requiere asistencia en su país y seguramente tendrá que ser trasladado a España.

Una de las coordinadoras de la campaña, María José Ridao, ha explicado que el niño, Kikala, es el hijo menor de una familia de una pequeña aldea de la región senegalesa de Kedougou, al sureste del país.

En la casa de esa familia se alojaban algunos de los investigadores de un proyecto de conservación de chimpancés del Instituto Jane Goodaal, por lo que pudieron conocer el problema de primera mano.

Al niño se le ha diagnosticado una anemia severa que ya ha requerido tres transfusiones de sangre, aunque las pruebas que se le han realizado apuntan a que lo que padece es una drepanocitosis o anemia de células falciformes.

Se trata de una enfermedad hereditaria que afecta a los glóbulosrojos, ocasionando una producción y funcionamiento anómalo de los mismos que deriva directamente en anemias severas y, colateralmente,una depresión del sistema inmunológico y de las defensas que le hace más vulnerable a adquirir enfermedades infecciosas y oncológicas. Aunque faltan nuevas pruebas médicas, algunos especialistas sospechan que Kikala puede padecer también algún tipo de tumor maligno, y también le han diagnosticado ya una tuberculosis y alguna otra enfermedad infecciosa que se le está tratando.

Ridao ha explicado que el problema es que en Senegal hay que abonar por adelantado los servicios médicos y las medicinas, incluso las agujas para una vacuna o la administración de suero. La familia de Kikala no puede hacer frente a esos gastos en hospitales muy alejados de su aldea.

Además, aunque intentarán que la mayor parte de pruebas y tratamientos se realicen en Senegal, la cura de la drepanocitosis es un trasplante de médula ósea que seguramente tendría que realizarse en España, con un coste aún mayor. La recaudación del concierto y las aportaciones o donaciones que se reciban por la 'fila cero' serán destinadas íntegramente a la atención de Kikala.