Diez pautas para evitar y curar picaduras de abejas

Un hombre retira de su brazo una abeja que le acaba de picar. /La Verdad
Un hombre retira de su brazo una abeja que le acaba de picar. / La Verdad

La elevada floración registrada este año ha aumentado el número de estos insectos y los riesgos de ser picado

Burgos Conecta
BURGOS CONECTABurgos

El número de abejas se ha multiplicado de forma exponencial por la exorbitada floración que se ha vivido este año, y este mayor número de ejemplares en el campo ha hecho que se registren un gran número de llamadas a emergencias relacionadas con estos insectos. Estas son diez conductas a seguir para evitar y curar las dolorosas picaduras de abejas:

  • 1

Los olores fuertes no gustan a las abejas. Si se va a pasar junto a una colmena, es recomendable no perfumarse con anterioridad, así como no haber sudado ya que la transpiración en muchas ocasiones hace que estos animales se agiten y se pongan agresivos.

  • 2

Existe la creencia de que morderse la lengua ante el revoloteo de una abeja o de una avispa sirve para que el insecto huya, pero esa acción no tiene base científica. Solo puede servir para recibir una picadura en la lengua.

  • 3

El veneno de las abejas tiene un carácter ácido, por lo que puede ser neutralizado aplicando sobre la zona afectada un elemento de carácter básico, como el amoniaco, que puede ser sustituido en su defecto por agua con sal.

  • 4

Por su parte, el veneno de las avispas tiene carácter básico, por lo que su efecto puede ser neutralizado aplicando sobre la zona afectada un elemento de carácter ácido, como puede ser el vinagre.

  • 5

Una vez que el insecto ha picado, la sabiduría popular señala que es bueno orinar en la picadura, pero la orina puede generar una infección al estar en contacto con el orificio de entrada, por lo que no es aconsejable.

  • 6

Las abejas se sienten atraídas por los colores llamativos y esta circunstancia es aprovechada por las plantas para seducir a estos insectos y que las polinicen. Las ropas de colores vistosos producen ese mismo efecto, por lo que es bueno no vestir muy estridente si se va a pasear por zonas con abejas.

  • 7

Al ser picado por una abeja, el insecto deja clavado su aguijón. Este aguijón cuenta en su parte superior con una pequeña bolsa en la que se encuentra el veneno, por lo que es muy importante retirar el aguijón sin apretar ese depósito, ya que si se oprime, se inyecta más veneno.

  • 8

Los sonidos con muchos decibelios molestan a las abejas y suelen atacar al que los produce. Las picaduras a agricultores mientras cosechan son muy frecuentes por esta circunstancia, ya que el ruido de estas máquinas es muy desagradable para ellas.

  • 9

La alergia a la picadura de estos insectos es bastante frecuente, aunque el diagnóstico se suele conocer una vez que el animal te ha picado. Para aquellos que ya saben que son alérgicos, se recomienda que salgan al campo con una dosis de adrenalina autoinyectable.

  • 10

Cuando se recibe una picadura se recomienda no permanecer en la zona, ya que el insecto libera unas feromonas de alarma que atraen a sus congéneres en busca del peligro que ha causado esa señal.

Más información

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos