Urgen la reunión del patronato de Relaciones Laborales para evitar que Burgos se quede sin estos estudios

El presidente del Colegio Oficial de Graduados Sociales, Benito Saiz (izquierda), ha mostrado esta mañana la opinión del colectivo./CC
El presidente del Colegio Oficial de Graduados Sociales, Benito Saiz (izquierda), ha mostrado esta mañana la opinión del colectivo. / CC

Los Graduados Sociales apuestan porque el patronato acuerde la integración en la Escuela en la UBU e instar al consejero de Educación de la Junta de Castilla y León a que acepte, de manera extraordinaria, nuevos alumnos en el curso que viene

César Ceinos
CÉSAR CEINOSBurgos

El Colegio Oficial de Graduados Sociales de Burgos ha urgido al presidente del patronato de la Escuela de Relaciones Laborales y alcalde de la capital, Javier Lacalle, la convocatoria de una reunión del patronato de la escuela para conseguir que la ciudad cuente con estudios de primero del grado de Relaciones Laborales y Recursos Humanos durante el próximo año.

«Burgos no puede permitirse perder estos estudios», ha explicado el presidente del Colegio Oficial de Graduados Sociales, Benito Saiz, quien ha abogado esta mañana porque el patronato de Escuela de Relaciones Laborales acuerde la integración de esta institución en la Universidad de Burgos (UBU) y que esta entidad, posteriormente, inste al consejero de la Junta de Castilla y León a que acepte de manera extraordinaria a nuevos alumnos de Relaciones Laborales en el año académico 2019/20.

Saiz ha recordado que estas decisiones deben de llevarse de manera urgente, puesto que los estudiantes de segundo curso de Bachillerato realizarán sus exámenes de selectividad en el mes de junio y tendrán que decidir en breve el lugar y el centro en el que cursarán sus estudios universitarios. Esta cuestión no afectará a los jovenes que estudian este año Relaciones Laborales. La UBU ofertará el segundo curso y el tercer curso, y la Escuela de Relaciones Laboral, el cuarto curso.

Desde el Colegio Oficial de Graduados Sociales han criticado que el alcalde de Burgos no haya convocado aún al patronato para dar luz verde a la disolución del centro universitario de la calle Barrio Jimeno y su integración en la UBU, ya que la extinción de la escuela y la incorporación aprobada por el Pleno del Ayuntamiento fue anulada por sentencia del Tribunal Superior de Justicia de Castilla y León (TSJCYL) al considerar que debe hacerlo el patronato y no el Pleno municipal.

Además, otra sentencia judicial del TSJCYL impide a la UBU en estos momentos impartir esta carrera; de ahí de pidan al patronato 'mueva ficha' para desbloquear la situación con su disolución, pero hasta «la fecha no ha hecho nada». El presidente del Colegio Oficial se ha reunido con políticos, integrantes del patronato, alumnos, representantes de la UBU y delegados de trabajadores, pero no con Lacalle, que ha declinado su propuesta de encuentro con los graduados sociales alegando que deben reunirse con el consejero autonómico y no con él, según ha indicado Saiz.

El presidente del Colegio Oficial de Graduados Laborales ha insistido en la importancia de la impartición de estos estudios en la capital del Arlanzón. «No nos sirve decir que este año no se ofrezca. Sabemos que es difícil volver a concienciar a los alumnos que este grado merece la pena. Y eso confiando en que se ofrezca el año que viene», ha agregado.