La Fiscalía italiana pide que sean archivadas las denuncias de Juana Rivas a su expareja por maltrato

Juan Rivas, en una imagen de archivo./EEF
Juan Rivas, en una imagen de archivo. / EEF

El juez acepta el recurso presentado por la defensa de la mujer granadina contra la solicitud del Ministerio Público y fija una vista en julio para examinar el caso

DARIO MENORRoma

Nuevo revés judicial para Juana Rivas, la mujer granadina condenada a cinco años de prisión por dos delitos de sustracción de menores porque en verano de 2017 se negó a entregar a su expareja, el italiano Francesco Arcuri, los dos hijos de ambos, de doce y cuatro años edad. La Fiscalía de Cagliari ha solicitado que sean archivadas las ocho denuncias por maltrato que Rivas presentó entre 2016 y 2018 contra Arcuri, según informó a este diario el abogado del padre en Italia, Serlapo Bardi. Los dos menores residen con Arcuri desde agosto del 2017 en el municipio italiano de Carloforte, situado en la isla de San Pietro, al sur de Cerdeña.

El letrado explicó que la decisión del Ministerio Público se debe a que se considera «infundada» la hipótesis de que se produjera un delito porque «los elementos obtenidos en las investigaciones preliminares no han sido considerados idóneos para sostener la acusación en un juicio». Le tocará ahora a un magistrado optar por abrir un proceso o archivar definitivamente las denuncias.

Fuentes de la defensa de Rivas aseguraron que el juez de instrucción ha acogido el recurso que plantearon contra la solicitud de la Fiscalía de dar carpetazo a las demandas por supuestos malos tratos. «El magistrado consideró que había una coherencia en nuestra posición y ha fijado una vista el 3 de julio», señalaron las citadas fuentes, que consideraron que la decisión del Ministerio Público no se basa en una investigación apropiada sino en las conclusiones de un perito civil que no ha indagado sobre los episodios denunciados por la mujer española.

Rivas «se tomó muy mal» la solicitud de la Fiscalía para archivar las demandas, pero está esperanzada en que el magistrado que examinará el caso en verano actuará de otra manera porque «hay muchas cosas que no cuadran» en el informe del Ministerio Público.

Entre las ocho denuncias que la Fiscalía italiana quiere archivar está la que la granadina presentó en España en julio de 2016 y con la que justificó su negativa a entregar a los dos niños al padre. Los tribunales de nuestro país consideraron que no tenían competencia por tratarse de unos hechos que supuestamente habían tenido lugar en otra nación, y pasaron el caso a la Justicia italiana.

La decisión de la Fiscalía de Cagliari se conoce tres semanas después de que la Justicia italiana concediera en exclusiva la custodia de los dos niños al padre. Una de las abogadas de Rivas, María Eugenia Álvarez, anunció entonces que apelarían la decisión del tribunal, que no consideró del todo negativa, pues permitía a la mujer llevarse con ella a los pequeños cada dos meses a España.