Una joven se precipita por un patio interior en Valencia al huir de su pareja

Imagen de archivo de la Guardia Civil. /
Imagen de archivo de la Guardia Civil.

La Guardia Civil arresta a su compañero horas después de una fuerte discusión entre ambos en un piso de Benissanó

J. A. MARRAHÍValencia

El miedo a un posible maltrato parece estar detrás de las lesiones que ayer sufrió una joven menor de edad en un edificio de Benissanó. La víctima se precipitó cuando se descolgaba por un patio interior con la intención de escapar del joven, que huyó del lugar y fue posteriormente detenido tras presentarse ante la Guardia Civil.

Según ha podido saber LAS PROVINCIAS de fuentes próximas a la investigación, todo sucedió en torno a las once y media de la mañana, en la calle José Lizandra de la localidad de Camp de Turia. Se trata de una finca céntrica de cuatro alturas en las que se encontraba en ese momento la víctima, de origen rumano, en compañía de su madre.

Al parecer, en ese instante apareció en el lugar el novio de la joven, una menor de 17 años de su misma nacionalidad. Algunos de los testigos interrogados por la Guardia Civil aseguran que estaba en estado ebrio y comenzó a gritarle. La discusión de pareja era, cada vez más acalorada. El sospechoso, de 29 años, huyó del lugar, pero se presentó luego ante la Benemérita.

Los investigadores no pudieron constatar ayer si el sospechoso amenazó en su idioma a la víctima, la retuvo o bien o le expuso al peligro de una agresión física. Lo que sí parece constatado es que hubo muchos gritos durante la disputa de pareja y la joven se vio en una situación de riesgo que le hizo tomar una decisión muy arriesgada: escapar por un deslunado.

De acuerdo con las mismas fuentes de la investigación, la menor se agarró a una tubería para descender hasta la planta baja. Sin embargo, sufrió un traspiés y cayó en un momento de la bajada. Fue así como acabó con una lesión en un pie que obligó a movilizar equipos sanitarios. La víctima, añadieron, fue trasladada al Hospital de Llíria. Su lesión no es grave y la joven se encuentra fuera de peligro.

En busca del joven

Agentes de la Guardia Civil de Llíria se desplazaron al lugar para hacerse cargo de la investigación. Se entrevistaron con la víctima y con vecinos, pero faltaba una pieza clave: el joven de 29 años había huido, un hecho que todavía arrojó un mayor grado de sospecha sobre la posibilidad de que fuera un caso de malos tratos.

Los agentes de la Benemérita lograron identificarlo y comenzó un rastreo por varias calles del municipio y sus accesos. Durante varias horas no lograron dar con él hasta que finalmente optó por presentarse voluntariamente en dependencias de la Guardia Civil de Llíria. Se entregó pero no quiso declarar ante los agentes sin la presencia de su abogado. Ahora tratarán de aclarar si más allá de los gritos o insultos hubo algún tipo de amenaza o impedimento que motivara la decisión de la menor de arriesgar su vida para escapar por el deslunado.

Según las mismas fuentes, no constaba ninguna denuncia anterior en el seno de la pareja por malos tratos. La víctima tampoco estaba bajo protección ni pesaba sobre su pareja orden de alejamiento. De hecho, no tenía antecedentes.

A la espera de que avancen las investigaciones y la víctima ratifique los hechos en una denuncia, el joven rumano ha quedado detenido como presunto autor de un delito de malos tratos en el ámbito familiar. En las próximas horas concluirán las diligencias de la Benemérita y será trasladado a los juzgados.

Más información

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos