El Obispado de Guadalajara retira a un religioso condenado por abusar de menores

Obispado de Sigüenza-Guadalajara./
Obispado de Sigüenza-Guadalajara.

El religioso cumplió condena de cárcel por abusos en El Escorial

J.V. MUÑOZ-LACUNAGuadalajara

El Obispado de la diócesis de Sigüenza-Guadalajara reconoció este martes que ha estado acogiendo a un religioso agustino condenado por abusar de menores y que había sido recolocado durante varias semanas como párroco de 24 localidades de la comarca del Señorío de Aragón, al norte de la provincia de Guadalajara sin haber tenido contacto con niños al tratarse de pueblos con población muy envejecida. No obstante, ha decidido apartarle de la misión pública a la espera de que la Orden de los Agustinos decida su destino definitivo.

Según la jerarquía eclesiástica, el religioso agustino, Celso García, ha sido vigilado durante este tiempo «para garantizar su recto comportamiento» aunque fue acogido para desarrollar su actividad pastoral en zonas rurales de Guadalajara «ante la petición del superior provincial de la congregración y el deseo expreso del interesado teniendo en cuenta la dignidad de toda persona, la capacidad de su reinserción pastoral y la presencia de su anciana madre en Guadalajara».

El cura en cuestión cumplió una condena de prisión entre 2012 y 2015 por haber abusado de tres alumnos, de 11 y 12 años, en 2010 en la Escolanía del Monasterio de El Escorial (Madrid). Además de pasar tres años en la cárcel, el religioso se sometió al «correspondiente proceso canónico cuya pena también ha cumplido».

Bien acogido

En un comunicado, el Obispado explica que «el obispo ha asumido la responsabilidad de acompañarle durante su estancia y de velar paternalmente por su persona, llevándose un seguimiento minucioso de su actividad». Según la jerarquía eclesiástica de Guadalajara, Celso «está perfectamente integrado con los hermanos sacerdotes y con los miembros de las comunidades parroquiales que lo han acogido con sincero afecto».

Comunicado de prensa del obispado.
Comunicado de prensa del obispado.

En este sentido, el Obispado recuerda los criterios del papa Francisco sobre los abusos a menores por parte de miembros de la Iglesia y recalca su «disponibilidad a escuchar a las posibles víctimas, a acompañarlas en todo momento y, por supuesto, a la colaboración con la Justicia» para erradicar este tipo de hechos «que producen tan gravísimo daño a todos los que confían en la Iglesia y sus pastores, en su inmensa mayoría ejemplares».