Los profesionales sanitarios de Burgos sufrieron 68 agresiones en los primeros nueve meses de 2018

Un médico consulta su ordenador./Fotolia
Un médico consulta su ordenador. / Fotolia

La Organización Médica Colegial de España pide la creación de un Plan Nacional contra las Agresiones a Sanitarios en la que participen ministerios, cuerpos de seguridad del estado, Fiscalía, organismos públicos, médicos y pacientes

César Ceinos
CÉSAR CEINOSBurgos

Los profesionales sanitarios del Sacyl de Burgos sufrieron de enero a septiembre del año pasado 68 agresiones en 61 incidentes, según los últimos datos publicados por el Observatorio de la Comunidad de Castilla y León, en el que se integra la Sección de Agresiones al personal de centros sanitarios.

Ante esta situación, la Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSIF) y la Organización Médica Colegial (OMC), entre otras entidades, se han hecho eco hoy, Día Nacional contra las agresiones en el Ámbito Sanitario, de los episodios violentos para sensibilizar a toda la sociedad sobre este tipo de agresiones, que afectan a la convivencia y al ambiente laboral sanitario.

Nueva infografía del Colegio de Burgos

El Colegio de Médicos de Burgos ha elaborado unos dípticos para que los profesionales sanitarios sepan cómo actuar ante una agresión, tanto física como verbal.

Estos folletos, que se han editado de forma pionera a nivel nacional en tierras burgalesas, están disponibles en centros de salud, hospitales y consultorios de la provincia.

El objetivo es que ninguna agresión quede sin denunciar, según han recordado desde el Colegio de Médicos de Burgos.

Con el lema 'Stop Agresiones en el ámbito sanitario. Respeto y salud', CSIF ha reclamado al Sacyl más prevención para evitar las agresiones y al Ministerio de Sanidad, Consumo y Bienestar Social, la inclusión en la ficha de agresiones de las medidas posteriores a la agresión, como la denuncia, la baja laboral o el apoyo psicológico. «El acompañamiento al profesional durante la denuncia y el proceso judicial o el apoyo psicológico son claves para evitar el sentimiento de desprotección que sigue presente entre los profesionales de la salud», han explicado desde el sindicato.

Por su parte, la OMC, que ha elegido la consigna 'Respetar al médico, cuidar de todos', ha difundido un decálogo en el que reclama la creación de un Plan Nacional contra las Agresiones a Sanitarios formado por los Ministerios de Sanidad e Interior, los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado, la Fiscalía General del Estado, la Federación Española de Municipios y Provincias (FEMP), las comunidades autónomas, los consejos generales de las profesiones sanitarias y plataformas de asociaciones de pacientes.

Asimismo, la institución que representa a los médicos de España ha incluido entre los diez puntos que las agresiones sean consideradas como delito de atentado contra la autoridad en el ámbito privado al igual que en el ámbito público, que las agresiones tipificadas como delito contra la autoridad tenga la misma consideración en todo el territorio nacional y que los centros cuenten con planes de prevención de riesgos laborales y establezcan protocolos de riesgos laborales ante las agresiones.