Un verano espectacular de mosquitos

Ejemplar de mosquito tigre, aedes albopictus, cuya picadura es dolorosa y produce el enrojecimiento de la piel./AFP
Ejemplar de mosquito tigre, aedes albopictus, cuya picadura es dolorosa y produce el enrojecimiento de la piel. / AFP

Los expertos consideran «posible, pero muy improbable» que en España puedan transmitir afecciones tropicales

J. Luis Alvarez
J. LUIS ALVAREZMadrid

Lluvias abundantes y ahora calor. Este es el caldo de cultivo para la eclosión de los miles de millones de huevos de insectos que invadirán durante los próximos meses nuestras vidas. Los más abundantes son los mosquitos, que han pasado de ser los más molestos a estar de actualidad por la llegada de nuevas especies, más agresivas o, incluso, consideradas como transmisoras de enfermedades. Ante esto, los expertos llaman a la tranquilidad. Que un mosquito pueda contagiar virus como el zika, el dengue, el chikunguña o la malaria en España es «posible, pero muy improbable», según explica el doctor Rogelio López-Vélez, responsable del Centro de Referencia Nacional de Enfermedades Tropicales en el hospital Ramón y Cajal de Madrid y miembro de la Sociedad Española de Enfermedades Infecciosas y Microbiología Clinica.

En España conviven distintas especies de mosquitos, unos más molestos que otros por su picadura, pero los que interesan son los que pueden transmitir enfermedades. Dentro de estos destaca el 'Aedes albopictus'. Su nombre se debe a la franja blanca que tiene en la cabeza y las patas, por lo que también se le denomina 'tigre'. Es el más agresivo. Su picadura, además, es dolorosa y produce un enrojecimiento o hinchazón. Este mosquito es capaz de transmitir al hombre hasta tres enfermedades: dengue, chikunguña y zika.

Según el doctor López-Vélez, en el caso del dengue solo se tienen constancia de contagios en la Costa Azul (Francia), cerca de Niza, o en Croacia. Sobre el chikunguña, «hemos tenido unos brotes muy importantes en Italia. La posibilidad existe, pero con una probabilidad muy baja». Otra cosa muy distinta es lo que ocurre con el zika. «No ha habido ningún caso en Europa. Aunque posible, es extremadamente improbable», asegura el experto en enfermedades tropicales.

Otro de los mosquitos de cuidado es el 'Aedes aegyptio', transmisor de la fiebre amarilla y la malaria -del que se tiene constancia que está implantado en Madeira y que fue detectado y erradicado recientemente de Fuerteventura-. Parecido al tigre por los trazos blancos, tiene el cuerpo de color marrón, no es tan agresivo y su picadura resulta menos dolorosa. Rogelio López-Vélez recuerda que en España «sólo se han producido dos casos autóctonos de malaria desde 1960, con lo cual el riesgo es de una posibilidad infinitesimal».

Ante proliferación de los mosquitos durante este verano, el experto indica que la única solución es protegerse. «Hay que evitar la exposición utilizando un pantalón largo y una camisa manga larga, especialmente durante la puesta de sol, momento en que los mosquitos están más activos -el tigre pica durante todo el día- y utilizar repelentes, que no duran todo el día», advierte López-Vélez.

En tiempo de playa y piscina, el repelente debe aplicarse, según el experto, después del protector solar. «El uso de repelentes no solo previene enfermedades tropicales, sino también protege a la personas especialmente sensibles ante las picadura de insectos, como son los niños o las personas mayores».

Saber si una picadura ha contagiado una enfermedad del tipo de las descritas no es fácil. «Los síntomas son muy vagos. Son pseudogripales con episodios de fiebre, dolores musculares y cansancio. El síntoma que pudiera hacer sospechar de la aparición de una de estas enfermedades es la aparición de un ras cutáneo, que es un sarpullido rojo en la piel del tórax y el abdomen», añade el doctor López-Vélez, que recomienda no hacer caso a lo que se puede leer en internet: «El 'doctor Google' es muy peligroso».

Control de plagas

Controlar la expansión de las plagas no es fácil y menos con una primavera muy lluviosa, seguida por un ascenso de las temperaturas. «Va a ser un año espectacular de mosquitos», asegura la directora general de la Asociación Nacional de Empresas de Sanidad Ambiental (Anecpla), Milagros Fernández de Lezeta.

Esto hace temer la expansión de estos invasores «a los que les gusta viajar en coche», como el mosquito africano, apunta Fernández de Lezeta, que recuerda un reciente estudio que comprobó cómo el tigre ha conseguido colonizar 15 provincias moviéndose en vehículos. En Madrid se llegó a localizar en una gasolinera del extrarradio de la ciudad.

Los transmisores de dengue, zika y chikunguña viajan en coche desde el trópico hasta la península

La lucha contra los mosquitos tiene en la participación ciudadana un aliado, según Fernández de Lezeta. Mientras que los técnicos retiran los huevos en estanques y riberas, cualquier persona puede evitar su proliferación vigilando que no aniden en los troncos de los árboles, los tiestos, los maceteros o incluso el bebedero de los animales domésticos. «Hay que estar alerta para que especies como el 'Aedes aegypti' no lleguen a la península», añade.

Los científicos mantienen abiertas distintas líneas de investigación para controlar las plagas. Una de las últimas, probada en Brasil y Colombia durante la epidemia de zika de 2016, fue el uso de la bacteria wolbachia innoculada en los mosquitos machos. Estos, al aparearse, esterilizan a las hembras.

 

Fotos

Vídeos