La defensa de la sanidad rural moviliza a Burgos y trabaja en una gran manifestación provincial

Última gran movilización de la sanidad pública en la capital burgalesa/IAC
Última gran movilización de la sanidad pública en la capital burgalesa / IAC

El 26 de enero se ha convocado una manifestación en Valladolid -al igual que se hizo a principios de año- para seguir denunciado los problemas existentes en Castilla y León

Andrea Ibáñez
ANDREA IBÁÑEZBurgos

El pasado 20 de enero se vivió en Valladolid una de las movilizaciones más multitudinarias contra la gestión sanitaria de la Junta de Castilla y León por su gestión en Sanidad. Un año más tarde, el próximo 26 de enero, las numerosas plataformas sanitarias de la Comunidad han vuelto a convocar una manifestación para «recordar al consejero que no ha mejorado nada», explica Pablo Oyagüez, pediatra y miembro de la Plataforma por la Sanidad Pública de Burgos.

Además, en la provincia de Burgos se está barajando la posibilidad de organizar una gran movilización, sumando a los nuevos movimientos que han surgido tras los últimos recortes aplicados. Oyagüez ha recordado que han surgido recientemente plataformas en zonas afectadas por la mala gestión en la sanidad rural, como pueden ser la de Pradoluengo tras la pérdida de un médico en Fresneda de la Sierra Tirón.

Más información

Estos pequeños movimientos ya se han puesto en contacto con la Plaforma por la Sanidad Pública de Burgos y, muy posiblemente, antes de finales de año realicen una movilización en la provincia. Y es que la Atención Primaria y«el abandono de las zonas rurales» es una de las mayores preocupaciones actualmente en Burgos.

Junto con la pérdida de un médico en Fresneda, en Salas de los Infantes también se han quedado este octubre sin otro facultativo, y en Lerma podría jubilarse un médico de familia en 2019 sin que se le sustituya. A ello se suman problemas ya clásicos en Sedano o Villadiego, y las reivindicaciones de la Plataforma por la Sanidad de Las Merindades, que llevan años reclamando más médicos y especialistas.

«Se niega la mayor, pero la realidad es otra; están amortizando las plazas de médicos, no se está sustituyendo a los jubilados ni salen sus plazas a la bolsa», confiesa Oyagüez. Esta situación acaba desembocando en consultas de menor duración y con menos horarios disponibles. Otra de las quejas habituales entre los ciudadanos de las zonas rurales es que los médicos de familia son sustituidos por otros de área que no hacen un seguimiento de los pacientes.

Incentivos

Además, en cuanto a las plazas que no se cubren en la provincia, hay algo muy claro, señala el miembro de la plataforma: «hay que hacerlas más apetecibles, hay que incentivarlas profesional o económicamente». «Hay plazas que no se cubrían por el concurso de traslados porque si entrabas ya no salías». Pablo Oyagüez defiende que sería más justo que oposiciones y traslados se convocaran a la vez para tener la opción de cambiar, «como sucede en Educación».

Otro de los puntos que se reivindicará, sin duda, en la movilización provincial será la defensa del concurso de traslados, que«es un derecho que tenemos y casi se había anulado.Y hace más visible el déficit que existe. Se llevaba ocho años sin convocar y lo han hecho por una sentencia judicial», concluye.

El ejemplo más visible es lo que ha ocurrido este octubre en Pediatría, con el concurso de traslados, que por la falta de planificación ha dejado plazas sin cubrir en numeros centros de salud, incluida la capital. En Aranda se han quedado con dos pediatras, de las cinco plazas existentes, para 5.000 niños. En Briviesca también ha habido problemas con el pediatria y, el pasado año, falta un especilista en Medina de Pomar.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos