Cientos de vecinos marchan de Fresneda a Pradoluengo en defensa de una sanidad rural de calidad

Imagen de la movilización realizada esta mañana/BC
Imagen de la movilización realizada esta mañana / BC

La comarca de Pradoluengo alza la voz contra los últimos recortes sanitarios, que han supuesto la pérdida de un médico en Fresneda de la Sierra Tirón

Patricia Carro
PATRICIA CARROBurgos

La jornada soleada, aunque fresca, ha animado a los vecinos de la comarca de Pradoluengo a salir a la calle para exigir una sanidad rural de calidad, dotada con los recursos asistenciales necesarios para atender a una población envejecida, cada vez más exigua pero que paga impuestos igual que lo hacen los habitantes de las urbes.

La marcha ha arrancado a las diez de la mañana de Fresneda de la Sierra Tirón, en cuyo centro de salud falta un médico desde octubre (por jubilación, con amortización de plaza) y se han reducido los servicios atendidos por el consultorio médico. Han quedado dos médicos para 13 pueblos, donde la mayor parte de la población son personas mayores, con problemas de salud, enfermedades crónicas y muchas dificultades de transporte.

De ahí que los cientos de vecinos que han recorrido esta mañana la distancia que separa Fresneda de Pradoluengo hayan recordado, a políticos y no políticos, a todos los que toman las decisiones sobre poner y quitar médicos, que «no están conformes con las decisiones que están tomando en amteria sanitaria».

«Todos sabemos que en los pueblos hay menos gente, pero es gente mayor», han insistido, que necesita de una atención más cercana, y que «también pagan impuestos». La movilización, que ha finalizado en el centro médico de Pradoluengo con la lectura del manifiesto, ha criticado las constantes reuniones políticas para luchar contra la despoblación, mientras se recorta en servicios básicos en el medio rural.

La lucha contra la depoblación no se hace quitando servicios, y «menos por la puerta de atrás», han afirmado, al mismo tiempo que preguntan a la Junta de Castilla y León por qué les pone tan díficil vivir en los pueblos. Y es que los recortes sanitarios no son algo exclusivo de la comarca de Pradoluengo.

En Lerma, tirita antes de la herida

En Salas de los Infantes se han quedado sin un médico de Atención Primaria por jubilación (y no reposición). Se han producido también recortes en Villadiego, Oña o Briviesca y, en breve, se producirán en Lerma, donde está prevista la jubilación de otro facultativo en 2019. Por ese motivo, la alcaldesa, Celia Izquierdo, ha iniciado una campaña para sumar apoyos entre municipios y luchar contra los recortes.

Más información

En una carta, remitida a todos los municipios de la Zona Básica de Salud de Lerma, Izquierdo recuerda que en 2014 ya se eliminaron dos médicos y un enfermero en el centro de salud. Y en 2016, un fisioterapeuta. Ahora, se teme la jubilación de un profesional en el mes de febrero, pues podría ocurrir lo mismo que ha ocurrido en Salas, que se amortice la plaza.

«Desde el Ayuntamiento de Lerma entendemos que debemos luchar para que no eliminen más servicios en el medio rural. Por eso, hemos dirigido una carta al Servicio Territorial de Sanidad de Burgos, para que os unáis a las reivindicaciones y la lucha contra la despoblación en nuestro entorno rural», concluye el escrito.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos