Michelin quiere reciclar el cien por cien de sus neumáticos en 2048

Cyrille Roget, director de Comunicaciones Técnicas y Científicas de Michelin. /Michelin
Cyrille Roget, director de Comunicaciones Técnicas y Científicas de Michelin. / Michelin

El fabricante presenta un ambicioso plan para lograr que en el plazo de 30 años sus gomas se compongan en un 80% de materiales sostenibles

ÓSCAR BELLOTEnviado especial a Montreal

A lo largo del presente año, unos mil millones de neumáticos quedarán fuera de uso en todo el planeta, lo que representa alrededor de 25 millones de toneladas. Sólo el 70% de dicha cantidad se recuperará y el 50% será objeto de reciclaje que permitirá su reutilización en materiales como el caucho que se usa en superficies deportivas, en tanto que el 20% restante se convertirá en energía. Incrementar esos porcentajes es un objetivo de la industria y, en particular, de Michelin, que aspira a seguir mejorando en la movilidad de sus clientes de manera sostenible. Por ello, la compañía ha presentado, en el marco del Movin'On que se celebra entre el 30 de mayo y el 1 de junio en Montreal (Canadá), una ambiciosa estrategia destinada a conseguir que en el plazo de 30 años todos sus neumáticos se compongan en un 80% de materiales sostenibles y que el cien por cien de los mismos sean reciclados. «Necesitamos ir de la ambición a la acción. Esa es la clave para contribuir a la movilidad duradera y sostenible», señaló Cyrille Roget, director de Comunicaciones Técnicas y Científicas de Michelin.

Es un paso más dentro del concepto 'Michelin Visión: De la ambición a la acción' que ya llevó el año pasado al fabricante a desvelar el desarrollo de un neumático sin aire hecho de productos de origen biológico y reciclados que emplearía una banda de rodadura biodegradable que puede renovarse utilizando una impresora 3D.

Si en la actualidad los neumáticos de Michelin se componen en un 28% de materiales sostenibles (26% de materiales de origen biológico como caucho natural, aceite de girasol, limoneno, etc., y 2% de materiales reciclados como acero o polvo de neumáticos reciclados), el propósito de la compañía es que en 2048 ese porcentaje salte al 80%.

Para ello, Michelin lleva a cabo diferentes programas de investigación en materiales de origen biológico como Biobutterfly, lanzado en 2012 junto a Axens e IFP Energies Nouvelles para crear elastómeros sintéticos a partir de la biomasa, como madera, paja o remolacha. Además invierte en tecnología de reciclado a través de alianzas con socios de alto nivel a fin de articular soluciones innovadoras que permitan seguir incrementando las prestaciones de sus neumáticos y elevar el porcentaje de materiales reciclados en los mismos.

Ahorro

Como parte de esa estrategia, Michelin adquirió recientemente Lehigh Technologies, una empresa química líder en el mercado del polvo micronizado de caucho (MRP), una materia prima sostenible que reduce los costes hasta en un 50%. Un material que sustituye a materias primas derivadas del petróleo, como los cauchos sintéticos, en una amplia gama de aplicaciones industriales y de consumo, incluidos los neumáticos de alto rendimiento, plásticos, bienes de consumo, revestimientos, sellados, materiales de construcción y asfalto. «Esta adquisición demuestra la determinación estratégica de Michelin de capitalizar su experiencia en materiales de alta tecnología, en áreas que van más allá del campo de los neumáticos. En particular, promoviendo el uso de materiales reciclados innovadores a partir de neumáticos en una variedad de sectores industriales no relacionados con los neumáticos», apuntó Christophe Rahier, director de la Línea de Negocio de Materiales de Alta Tecnología en Michelin.

Los beneficios de la estrategia implementada por Michelin con vistas a emplear un 80% de materiales sostenibles y un cien por cien de neumáticos reciclados en 2048 son evidentes. Acudiendo a los simples términos cuantitativos, el ahorro anual equivaldría a 33 millones de barriles de petróleo por año, al consumo de energía de un mes en toda Francia o al gasto que representan todos los automóviles de Europa recorriendo 225 kilómetros (291 millones de kilómetros en total), o 54 kilómetros por cada uno de los automóviles en todo el mundo (unos 1.200 millones de vehículos). Un ahorro para mover los coches del futuro que agradecerá el planeta.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos