El Aeropuerto de Burgos triplica en un año sus pasajeros tras el impulso de la ruta a Barcelona

El Aeropuerto de Burgos retomó su actividad comercial en junio del pasado año/Ricardo Ordóñez | ICAL
El Aeropuerto de Burgos retomó su actividad comercial en junio del pasado año / Ricardo Ordóñez | ICAL

Air Nostrum implantó el 1 de junio de 2018 su ruta a Barcelona, que ha sumado 8.900 viajeros hasta abril | En el último año, el aeropuerto ha recibido 13.3000 pasajeros

Patricia Carro
PATRICIA CARROBurgos

La reactivación del Aeropuerto de Burgos es un hecho. La puesta en marcha de la ruta aérea Burgos-Barcelona, que estrenó Air Nostrum el 1 de junio de 2018, ha permitido aumentar el número de pasajeros, demostrando que la dotación burgalesa tiene posibilidades comerciales, al margen de los usos particulares y formativos que se le vienen dando.

Así, entre junio de 2018 y abril de 2019 (los datos de mayo todavía no se han contabilizado), el Aeropuerto de Burgos registró 13.330 viajeros, lo que supone triplicar los datos registrados entre junio de 2017 y mayo de 2018, cuando 4.665 personas pasaron por la infraestructura, según las estadísticas que maneja AENA.

Más información

Del total de pasajeros, 8.900 correspondieron a la ruta aérea de Air Nostrum, que conecta Burgos y Barcelona con tres frecuencias semanales. La compañía arrancó el operativo transportando a 759 o 950 pasajeros, en los meses de junio y julio, subiendo hasta los 1.062 en agosto, y ahora ha cerrado los dos últimos meses, marzo y abril, con 1.071 y 1.362 viajeros.

Solo en el primer cuatrimestre del año ha contado con 3.482 usuarios, y fueron más de 5.400 los que utilizaron sus servicios en el segundo semestre de 2018. Los meses primaverales y estivales se llevan la mayor parte de la ocupación de la ruta a Barcelona, según los datos de AENA, si bien la cifra más baja, los 398 viajeros de diciembre, está por encima de lo que se venía contabilizando antes de la llegada de Air Nostrum.

Hasta abril de 2018, el Aeropuerto de Burgos había registrado 979 viajeros y, en estos cuatro primeros meses del año, son más de 5.200, un resultado lógico derivado del incremento de la actividad. De este modo, el balance de 2018 fue positivo para la infraestructura burgalesa, que cerró con 10.341 pasajeros y 2.111 operaciones, casi el doble de usuarios que en 2017.

Cumpliendo objetivos

Con estos datos, y a falta de contabilizar los resultados de mayo, Air Nostrum cumpliría el objetivo que se marcó al llega a Burgos y que no era otro que alcanzar los 10.000 viajeros en el primer año de la ruta Burgos-Barcelona. En la suma hasta abril de 2019, Air Nostrum ha conseguido 8.900 viajeros, y continuará con su ruta a Barcelona, de momento, sin modificar frecuencias. Tampoco se han incluido destinos estivales directos, si bien a través de Barcelona se puede enlazar con destinos nacionales e internacionales.