Air Nostrum continuará con los vuelos a Barcelona pero sin sumar destinos estivales directos

Air Nostrum vuela desde junio a Barcelona/BC
Air Nostrum vuela desde junio a Barcelona / BC

El Aeropuerto de Burgos afronta el verano con un único destino, mientras que en Castilla y León se puede volar a Palma de Mallorca, Tenerife, Ibiza o Málaga

Patricia Carro
PATRICIA CARROBurgos

El pasado domingo, 31 de marzo, arrancó la temporada de verano en lo que a operativas de vuelos se refiere. Las compañías áreas suelen aprovechar para ampliar la oferta habitual, con destinos vacacionales, sobre todo a Canarias, Baleares o la Costa del Sol. Desde Castilla y León, este verano se podrá volar a Palma de Mallorca, Tenerife, Ibiza, Málaga o Menorca. Sin embargo, ninguno de estos destinos estará conectado con Burgos, de manera directa, salvo sorpresas de última hora.

Air Nostrum, la compañía que opera en el Aeropuerto de Burgos desde el pasado 1 de junio, mantendrá su vuelo a Barcelona, su apuesta para reactivar la infraestructura. Seguirá con sus tres frecuencias semanales, los lunes, miércoles y viernes, durante toda la temporada, también en los meses centrales del verano, explican desde la propia compañía, sin que se hayan programado otro tipo de operativas.

Más información

Eso sí, Air Nostrum ofrece a través de Barcelona conexiones a destinos nacionales e internacionales y, de hecho, el pasado verano la conexión con Menorca fue una de las más demandadas. En Castilla y León, solo el aeropuerto de Salamanca ofrece una única ruta, en este caso, a Palma de Mallorca. Valladolid y León cuentan con cuatro destinos para la nueva temporada: Barcelona, Tenerife, Palma, Menorca, Ibiza y Málaga.

Air Nostrum ofrece en Valladolid la ruta a Palma, mientras que en León están pendientes de la adjudicación del contrato ofertado por el Consorcio del Aeropuerto, para operar con Barcelona durante todo el año y con Palma, Menorca, Ibiza y Málaga en la subtemporada estival. Sin embargo, en Burgos apuesta por consolidar la ruta a Barcelona, para la que se puso como objetivo alcanzar los 10.000 viajeros en su primer año de vida, tras los últimos fiascos sufridos en Burgos.

Remontando

De momento, los datos ofrecidos por AENA muestran una recuperación de la actividad en el Aeropuerto. El 2018 se cerró con 10.341 viajeros, un incremento del 73,7% con respecto a 2017, y eso que Air Nostrum llegó el 1 de junio. Solo durante ese mes, el aeropuerto registró 1.164 pasajeros, frente a los 464 del año anterior. En lo que llevamos de 2019, las cifras siguen siendo positivas, con 732 pasajeros en enero y otros 926 en febrero, e incrementos del 250%, de media.

Air Nostrum ya operó en Burgos cuando se inauguró la infraestructura, con vuelos a París y Palma de Mallorca, y después a Barcelona hasta 2015, cuando abandonó definitivamente Burgos. La compañía tiene contrato con la Sociedad de Promoción para ofrecer la ruta a Barcelona por 1,2 millones de euros anuales, durante dos años. Nunca a descartado ampliación de destinos, sobre todo estivales, pues en Burgos han funcionado bien, aunque parece que no será este verano (al menos, de momento).