La Avícola sigue sin dar explicaciones mientras sale una nueva oferta laboral para el matadero

La reunión con los trabajadores tuvo lugar ayer tarde/Andrea Ibáñez
La reunión con los trabajadores tuvo lugar ayer tarde / Andrea Ibáñez

CC OO insiste en que la situación tiene «cada vez peor pinta» y no descarta, llegado el caso, recurrir al expediente de conflicto colectivo

Patricia Carro
PATRICIA CARROBurgos

La asamblea de trabajadores celebrada ayer tarde fue tranquila. Se explicó la situación de la Cooperativa Avícola y Ganadera de Burgos (Cobur) y poco más, pues la empresa sigue sin informar de sus intenciones al comité de empresa y sin comunicar a los trabajadores despedidos en mayo que está buscando de nuevo personal para, presuntamente, reabrir el matadero y el despiece.

Marco Antonio Pérez, de CC OO, ha insistido en que nada ha cambiado desde que la semana pasada denunciasen ante la Inspección de Trabajo el incumplimiento de Cobur de informar al comité de empresa sobre sus proyectos inmediatos, tras descubrir que se ha abierto un proceso selectivo, a través de una empresa de trabajo temporal, para la contratación de una treintena de operarios. Ahora, además, ha salido una nueva oferta de trabajo, de matarife, «más especializado», ha apuntado Pérez.

Más información

Sin embargo, la dirección de la empresa sigue sin dar explicaciones, y eso que se prevé la reapertura del matadero para el próximo 2 de noviembre. Eso sí, el representante sindical apunta que también se habían programado pruebas selectivas, por parte de la ETT, y de aptitud, por parte de la empresa, y no se han realizado aún. El comité de empresa está bien atento pues, de realizarse las pruebas en las instalaciones de la Avícola, se dará parte de manera inmediata a la Inspección de Trabajo.

Marco Antonio Pérez insiste en que Cobur está incumpliendo todos los acuerdos, y pone como ejemplo las dos ofertas de trabajo. Se están gestionando a través de la empresa multiservicios de la ETT, por lo que los futuros contratados lo serían por cuenta ajena pero quedarían fuera del convenio colectivo que vincula a Cobur. Además, en el ERE aprobado en mayo se establecía claramente que los despedidos, 19, tendrían prioridad de contratación en caso de reapertura del matadero.

Cautela

Por todo ello, CC OO se mantiene «cauto» y a la espera de los movimientos de la empresa, y también de la Inspección de Trabajo. De esta no se fían mucho pues acaba de resolver la denuncia que interpusieron en febrero, cuando Cobur sacó una norma por la que pretendía multar con 30.000 euros a cualquier trabajador que comunicase información de la empresa fuera de la misma.

El sindicato no descarta llegar a solicitar un expediente de conflicto colectivo e, incluso, realizar movilizaciones. Todo se verá, y dependerá de cómo actúe la empresa. A Pérez no le asuntan las últimas declaraciones de Cobur, que en un comunicado a los medios negaba sus acusaciones y advertía de que podría tomar medidas contra el responsable sindical. Pérez afirma que no miente y que todo lo que dice es comprobable.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos