El Ayuntamiento de Burgos emitirá 37.000 toneladas menos de CO2 al consumir energía de fuentes renovables

Certificado de Iberdrola que garantiza que la energía del Ayuntamiento procede de fuentes renovables. /APM
Certificado de Iberdrola que garantiza que la energía del Ayuntamiento procede de fuentes renovables. / APM

Desde noviembre de 2018 y a petición de una moción presentada por Imagina, la energía que consume esta administración es de origen renovable

Aythami Pérez Miguel
AYTHAMI PÉREZ MIGUELBurgos

Desde noviembre de 2018 toda la energía eléctrica que consume el Ayuntamiento de Burgos es de origen renovable. Así lo ha anunciado Imagina Burgos y así lo certifica Iberdrola. Hasta noviembre del año 2021 está garantizado que toda la energía eléctrica que se consume proceda de fuentes cien por cien renovables.

El Ayuntamiento ha contratado 99 millones de kilovatios de consumo energético, lo que supondrá que el Ayuntamiento deje de liberar a la atmósfera 37.000 toneladas de CO2 a lo largo de estos tres años.

Este cambio en las fuentes de energía fue propuesto en un pleno municipal por el grupo Imagina Burgos. En 2016 esta moción se rechazó pero volvió a ser presentada en 2018 y el pleno la aprobó.

Juan José Asensio, número de Imagina al Ayuntamiento de Burgos, califica este paso de «muy importante para conseguir que la Administración de Burgos sea totalmente verde y que cumpla con los compromisos del Acuerdo de París y la Comunidad Económica Europea en la reducción de gases contaminantes y energías no renovables».

Eugenia Sáez, candidata al Ayuntamiento de Burgos por Imagina, y Juan José Asensio, segundo en la lista, con el certificado de Iberdrola.
Eugenia Sáez, candidata al Ayuntamiento de Burgos por Imagina, y Juan José Asensio, segundo en la lista, con el certificado de Iberdrola. / APM

Después de este logro, Asensio confiesa que su grupo quiere seguir avanzando hacia esa 'administración verde'. Imagina quiere lograr en la próxima legislatura que el Ayuntamiento de Burgos tenga su propia comercializadora de energía sostenible. «Se ha anunciado que se ha negociado con Iberdrola una revisión de los posibles puntos de recarga de coches o bicis eléctricas. Este sería un momento importante para conseguir que, una vez estén instalados, no se saquen a licitación, como se ha anunciado, sino que se genere una comercializadora municipal, con el fin de que estos puntos sean gestioandos directamente por el Ayuntamiento y puedan generar ingresos», explica Asensio.

De esta forma, Imagina quiere ayudar a que las 72.000 personas que, según el grupo municipal, sufren pobreza energética en la ciudad de Burgos puedan ser atendidas con esta comercalizadora. «Por una parte obtendríamos ingresos y, por otra, ayudaríamos a nuestros vecinos», explica Asensio.

Más información