El Ayuntamiento creará una comisión negociadora para el despido de los 17 trabajadores de Relaciones Laborales

Escuela de Relaciones Laborales/
Escuela de Relaciones Laborales

El Consistorio confía en alcanzar acuerdos de prejubilación y despidos objetivos con los profesores y personal auxiliar y de servicios de la Escuela

Ismael del Álamo
ISMAEL DEL ÁLAMOBurgos

El Ayuntamiento de Burgos ha acordado con la Diputación crear una comisión negociadora para tratar de alcanzar un acuerdo con los 17 trabajadores de la Escuela de Relaciones Laborales que serán despedidos con el cese de actividad de la entidad educativa. En realidad, el número de empleados con el que negociar es de 15, después de que dos de ellos hayan aceptado anticipadamente el despido. Su indemnización ya ha sido tramitada por el área de Intervención.

De entre la quincena, algunos podrán acogerse a la prejubilación y con el resto se tratará de alcanzar un acuerdo amistoso. Así lo ha avanzado el alcalde, Daniel de la Rosa, quien es consciente de que habrá que alcanzar un acuerdo de despido objetivo o de lo contrario trabajadores y miembros del Patronato de la Escuela se verán en los tribunales por un despido improcedente.

Para ello, la comisión negociadora contará con representantes de todas las partes, Ayuntamiento, Diputación, representante de los trabajadores, director y presidente del Colegio Oficial de Graduados Sociales. Todos ellos participarán en el que será el último paso para disolver la Escuela de Relaciones Laborales, cuyo grado será impartido integralmente en la Universidad de Burgos. Hasta el momento se ha cursado segundo y tercero y más tarde llegará cuarto y primero, que en el próximo curso quedará sin oferta de plazas.

La aportación a la UNED, de nuevo a debate

Por otro lado, De la Rosa volverá a consultar a los distintos grupos municipales si están de acuerdo con seguir rebajando la aportación municipal a la UNED (Universidad Nacional de Educación a Distancia) hasta que la subvención municipal se extinga. Anteriormente se acordó en el Pleno que durante los próximos cursos se fuera reduciendo la aportación. Si bien, para ello es necesaria la modificación de los estatutos que permitan desvincularse de las aportaciones comprometidas y las cuales deben ser suficientes para garantizar la supervivencia de la institución académica (según reflejan).

Por esto, De la Rosa ha acordado con César Rico, presidente de la Diputación, que ambas instituciones modifiquen los estatutos porque la Ley de Racionalización de la Administración Local supone un escollo casi insalvable para justificar la subvención. Además, el patronato de la UNED de Burgos es el único de España que se mantiene bajo ese modelo, ya que la ley exige órgano gestor sea un consorcio.

Así las cosas, De la Rosa considera que la UNED «debe reflexionar» y basar sus presupuestos en aportaciones estatales del Ministerio de Educación, dado que se trata de una institución de ámbito nacional.

Semana de planificación

Estos dos asuntos, de largo recorrido, han sido algunas de las materias que ha afrontado De la Rosa tras su vuelta de vacaciones. El alcalde ya prepara la planificación del próximo curso y durante esta semana se dedicará a comenzar un borrador de presupuestos para el próximo año, la modificación de las ordenanzas municipales o la renovación total del Consejo Social, entre otras cosas.

«Tengo mi hoja de ruta y voy a gobernar informando a todos los grupos de la oposición», explica De la Rosa a la hora de responder a las expectativas del bloque de derecha que puede bloquear la acción de gobierno. «Si se dedican a hacer oposición per se, gobernaré a través de la Junta de Gobierno porque de lo que se trata es de sacar la ciudad adelante», sentencia.

Más información