Burgos arranca su candidatura a Capital Europea de la Cultura 2031

Panorámica de la Catedral de Burgos desde el mirador del Castillo/JAQ
Panorámica de la Catedral de Burgos desde el mirador del Castillo / JAQ

El Pleno ha aprobado iniciar los trabajos preliminares para el nuevo proyecto cultural /Imagina se ha abstenido por la falta de concreción de la propuesta

Patricia Carro
PATRICIA CARROBurgos

Burgos se lanza a la conquista de la Capitalidad Europea de la Cultura 2031, haciendo un llamamiento a todas las instituciones, asociaciones y entidades de la ciudad para que se sumen al nuevo proyecto cultural. El Pleno del Ayuntamiento ha aprobado iniciar los trabajo preliminares para presentar la candidatura, para poder contar con «proyecto sólido y competente» frente a la candidatura de Granada.

El alcalde de Burgos, Javier Lacalle, ha asegurado que «tenemos los mimbres perfectos para avanzar», con la experiencia previa de la candidatura de 2016 y el VIII centenario de la Catedral de Burgos. Eso sí, «si queremos hacer un proyecto sólido y competenten hay que empezar a trabajar ya», pues Granada «nos lleva año y medio de adelanto» y «no nos podemos permitir perder el 2019 porque sea año electoral».

Más información

Así le ha contestado Lacalle a Imagina, única formación que se ha abstenido en la aprobación de la candidatura, al considerar que le faltaba concreción a la propuesta. Eva de Ara ha explicado que se trata «de un acontencimiento importante que no se puede tratar a la ligera» y, aunque no están en contra sí que reclaman mayor definición y una consulta ciudadana, para implicar a los burgaleses en el proyecto.

Para el alcalde, la actitud de Imagina «le parece triste», pues a su juicio están anteponiendo sus intereses electorales a un proyecto de ciudad. «No puede ser que, por intereses estrictamente electorales, no vayan a apoyar la candidatura», ha insistido Javier Lacalle, tras recordar que el acuerdo de esta mañana simplemente supone arrancar los trabajos preliminares para poder llegar a tiempo.

Electoralismo

Por otra parte, el PSOE ha criticado que Lacalle haya intentado «patrimonializar la propuesta, apropiarse del proyecto y politizarlo», pero también que Imagina haya optado por desvincularse como hace siempre que alguna propuesta viene del Partido Poular, ha afirmado Daniel de la Rosa. «Coincido en que se requiere de la complicidad ciudadana; si no lo vamos a conseguir es mejor no arrancar, pero yo quiero ser optimista».

Blindaje contra la «demolición» de la lucha contra la violencia de género

Los partidos representados en el Ayuntamiento de Burgos (PP, PSOE, Imagina y Ciudadanos) se han comprometido a rechazar cualquier acuerdo político, explícito o implícito, con formaciones que apuesten por reducir o suprimir medidas de protección a la mujer y a las víctimas de la violencia de género.

Tras la polémica suscitada por el posicionamiento de Vox, y sus exigencias en los acuerdos políticos en Andalucía, ayer en la Diputación y hoy en el Ayuntamiento, se han aprobado sendas propuestas frente a la «demolición» de la estructura de protección, atención y prevención que plantean algunas formaciones.

Así, los cuatro grupos políticos -que están representandos en ambas instituciones- se comprometen tanto a rechazar acuerdos políticos que lleven aparejadas medidas de «demolición» como a rechazar ese tipo de posicionamientos y seguir trabajando de manera efectiva en la lucha contra la violencia de género.

También ha hablado de fines electoralistas Vicente Marañón, de Ciudadanos, quien teme que Burgos 2031 sea una de las «triquiñuelas» del alcalde. «Estamos alerta, las elecciones locales se aproximan y nos tememos que pueda utilizar el proyecto como un arma electoral en mayo«, ha afirmado Marañón, aunque dando el beneficio de la duda.

También ha dado su opinión el concejal no adscrito Fernando Gómez, pidiendo estudios serios sobre rentabilidad y resultados de los últimos proyectos, pues San Sebastián 2016 ha sido casi un fiasco. Y Raúl Salinero ha vuelto a arremeter contra el PP por las «tramas de corruptelas y extravangacias» de la candidatura de 2016, pidiendo que «no se ponga el proyecto solo en sus manos».