Fomento da luz verde a la protección especial para que El Patillas pueda volver a abrir

El bar permanece cerrado desde que Amando Quintano se jubiló. /Andrea Ibáñez
El bar permanece cerrado desde que Amando Quintano se jubiló. / Andrea Ibáñez

El histórico bar podrá volver a abrir a pesar de no contar con los requisitos habituales gracias a una modificación puntual del PGOU que ya ha sido aprobada inicialmente

Gabriel de la Iglesia
GABRIEL DE LA IGLESIABurgos

El histórico Bar Patillas podrá volver a abrir. Al menos esa es la intención. Tiempo después de que Amando Quintano colgara el delantal y el local cerrara sus puertas, el Consejo de la Gerencia de Fomento del Ayuntamiento de Burgos ha dado hoy luz verde a una modificación puntual del Plan General de Ordenación Urbana (PGOU) que, en caso de aprobarse definitivamente, permitirá su reapertura en un futuro próximo.

Según ha explicado la presidenta de la Gerencia, Ana Bernabé, la intención de reabrir el local por parte de su nuevo propietario, Valentín Fernández, chocó frontalmente con la normativa meses atrás. Y es que, el histórico bar, por su antigüedad, nunca tuvo licencia de apertura. Y en su situación actual no podría obtenerla, ya que presenta barreras arquitectónicas insalvables y no cumple con los criterios exigidos para un local de hostelería.

De esta forma, se buscó una «alternativa» legal que permitiera la reapertura del bar. Y la apuesta se basó en conceder una protección especial al mismo. Así, aprovechando que en el bar «confluyen valores» históricos conocidos y reconocidos, no solo en Burgos, sino en el «ámbito nacional e incluso internacional», se ha decidido articular una fórmula de protección inédita en Burgos, que se adelanta a una propuesta conjunta sobre la que ya se está trabajando y que se pretende consolidar en un futuro con la inclusión en el PGOU de una lista de «establecimientos históricos» de la ciudad.

Más información

En suma, esta protección permitirá al nuevo propietario del bar reabrir sus puertas tras unas obras de consolidación, pero sin necesidad de realizar grandes cambios en el local. De hecho, la única actividad que se permitirá será la que venía realizando hasta la fecha de su cierre.

Amplio consenso

Ahora, una vez aprobado inicialmente el expediente, éste tendrá que publicarse en el Boletín y someterse a dos meses de información pública antes de su aprobación definitiva. Durante ese periodo se podrán plantear alegaciones, pero todo hace indicar que la propuesta saldrá adelante dado el consenso generado entre grupos políticos y diferentes colectivos. De hecho, en la exposición de razones de la solicitud emitida al respecto por el nuevo propietario han participado personalidades de relevancia en Burgos, como Álex Grijelmo, Diego Galaz, Alberto Velasco, Emiliano Bruner o Javier Gil.

 

Fotos

Vídeos