El Pleno municipal reprueba al alcalde

El Pleno ha reprobado a Lacalle./GIT
El Pleno ha reprobado a Lacalle. / GIT

PSOE, Imagina Burgos y Ciudadanos impulsan una reprobación al alcalde, Javier Lacalle, por el «uso partidista» de los recursos municipales, el «incumplimiento reiterado» de los acuerdos plenarios y la ejecución de proyectos no consensuados

Gabriel de la Iglesia
GABRIEL DE LA IGLESIABurgos

El Pleno del Ayuntamiento de Burgos ha rerpobado hoy al alcalde, Javier Lacalle, por la actuación que viene desarrollando «en los últimos meses». Lo ha hecho de manera rápida, con polémica y sin sorpresas. Finalmente, los grupos impulsores de la reprobación (PSOE, Imagina Burgos y Ciudadanos) han conseguido sacar adelante la propuesta contando con el apoyo de los concejales no adscritos Raúl Salinero y Blanca Guinea y con la abstención de Silvia Álvarez de Eulate. Solo el no adscrito Fernando Gómez se ha sumado a la defensa de la gestión de Lacalle enarbolada por el PP.

Las razones que han motivado la reprobación no son nuevas, ni mucho menos. Y es que, durante todo el mandato han sido constantes las críticas de la oposición hacia ciertos aspectos de la gestión del equipo de Gobierno. Así, en el debate han vuelto a ponerse sobre la mesa críticas como el «incumplimento reiterado de los acuerdos plenarios» (alrededor del 75% no se han desarrollado), el «uso partidista» de los recursos municipales por parte del PP o el impulso a proyectos sin consensuar en detrimento de otros sí consensuados.

«Están muy nerviosos desde que anuncié que me volvía a presentar» Javier Lacalle

De esta forma, la voluntad de la oposición era la de dejar registrado en el acta de sesiones su rechazo frontal hacia estas actitudes, algo que, por otra parte, no es nuevo. Así se ha encargado de subrayarlo el propio alcalde, que ha recordado que a las puertas de periodos electorales «es habitual» este tipo de propuestas, tanto en Burgos como en otras ciudades.

Sin embargo, el debate ha estado salpicado en esta ocasión por una polémica extraordinaria, derivada de la no inclusión de la propuesta en el orden del día de la sesión plenaria. A juicio de la oposición, el alcalde, que es quien tiene la potestad de redactar el orden del día, censuró la inclusión de la moción con el objetivo de evitar su debate, lo que ha obligado al resto de grupos a acudir a la fórmula de la 'proposición de urgencia', que limita los turnos de palabra. La justificación del equipo de Gobierno es que el PSOE, que fue quien ha elevado formalmente la propuesta, no especificó en la Junta de Portavoces el motivo de la misma.

Dicha decisión ha levantado una polvareda política alimentada por sendos informes del secretario municipal. En el último, firmado ayer mismo, el propio secretario reconoce que el Reglamento Orgánico Municipal permite que las proposiciones puedan ser planteadas de forma genérica.

Oposición mayoritaria

Sea como fuere, lo cierto es que la reprobación ha acabado debatiéndose y aprobándose con los votos a favor de la práctica totalidad de la oposición -mayoritaria en el Pleno-. En este sentido, el portavoz socialista, Daniel de la Rosa, ha afeado a Lacalle su forma de gobernar durante «los últimos meses», en los que ha echado mano de decisiones «unilaterales» a pesar de contar con «solo nueve concejales».

En la misma línea se ha expresado Eva de Ara, de Imagina, quien ha denunciado que Lacalle «hace y deshace a su antojo», lo que supone una «falta de respeto» a la ciudadanía, toda vez que los grupos políticos municipales son los representantes legítimos de los burgaleses.

«El alcalde hace y deshace a su antojo» Eva de Ara

Más allá ha ido Gloria Bañeres, quien ha asegurado que ciertas formas de actuar de Lacalle pueden ser constitutivas de un delito de prevaricación, al llevarlas a cabo aún sabiendo que no cuenta con los apoyos necesarios.

¿Y qué ha dicho Lacalle ante todas estas críticas? Que el resto de grupos «están muy nerviosos» desde que anunció que repetiría como candidato del PP a la Alcaldía. «No vamos a entrar en su juego» ni en este tipo de «circos electorales». «Dejen de perder el tiempo con este tipo de tonterías y dedíquense a lo importate: trabajar por los burgaleses». Mientras tanto, ha asegurado, «el gobierno municipal seguirá gobernando».

Más información