En Burgos se abandonan más de 700 animales al año «sin ninguna consecuencia legal»

Voluntarias de la Protectora de Animales y Plantas de Burgos en sus instalaciones. /APM
Voluntarias de la Protectora de Animales y Plantas de Burgos en sus instalaciones. / APM

Las dos protectoras de animales que trabajan en Burgos lamentan que el abandono siga subiendo | Ya no solo se produce de cara al verano, se mantiene durante todo el año | Reclaman más ayuda e implicación por parte de las administraciones

Aythami Pérez Miguel
AYTHAMI PÉREZ MIGUELBurgos

Solo en la ciudad de Burgos más de 700 animales son abandonados a lo largo del año, según datos de la Protectora de Animales y Plantas de Burgos y Proanbur. Entre ambas entidades, en el 2018 se recogieron 727 animales, entre perros y gatos, aunque también se incluye algún conejo o cobaya recogidos por Proanbur. Hay que tener en cuenta que a estos se suman los animales que acaban en la Perrera Municipal. La Protectora de Burgos tiene una media de dos animales acogidos al día.

Lo lamentable y trágico de estas cifras es que no dejan de descender en comparación con años anteriores. Decía el cantautor brasileño Roberto Carlos en una de sus canciones que él quería ser civilizado como los animales. El tratamiento que como sociedad ejercemos sobre los animales nos delata y retrata como especie. De cara al verano, se pensó en realizar este reportaje con la idea equivocada de que el abandono aumenta durante estas fechas en las que la gente se va de vacaciones y parece que las mascotas estorban. Nos equivocamos. Desde ambas protectoras burgalesas nos explican que el abandono se produce durante todo el año.

El abandono de animales se produce durante todo el año y no ha descendido, sino que ha aumentado en los últimos años

«Dos animales recogidos de media al día es una media muy alta para una ciudad como Burgos. Al año recogemos más de 500 animales y las adopciones son más bajas que las recogidas. Nos beneficia sacar animales fuera de España, es más complicada la gestión pero si no sería imposible. Además, hay que tener en cuenta que la mitad de las adopciones fracasan y nos devuelven a los animales por problemas que se solucionan con paciencia y adiestramiento», lamenta una de las voluntarias de la Protectora de Burgos.

Un gran número de galgos son abandonados a lo largo del año.
Un gran número de galgos son abandonados a lo largo del año. / APM

Judith Sánchez, vicepresidenta de Proanbur, explica que «antes, de cara al verano, aumentaba el abandono pero ahora no, ahora es lineal durante todo el año y sufrimos especialmente el abandono de camadas de perros y gatos». La Protectora de Burgos también sufre esta situación. Desde 2015 el abandono de perros ha aumentado en Burgos. En el 2018 Proanbur recogió 227 animales, sobre todo perros y gatos, en 2017 fueron 155. Sánchez advierte que «al ritmo que llevamos, en comparación con lo recogido en otros años por estas fechas, vamos a superar la cifra».

El máximo problema que encuentran ahora estás asociaciones es el abandono de camadas, principalmente de gatos, por eso desde Proanbur se está poniendo tanto interés por seguir desarrollando el CES, proyecto que se gestiona con el Ayuntamiento y se basa en la captura, esterilización y suelta de los gatos de la calle.

Cómo ayudar

Tanto la Protectora de Animales y Plantas de Burgos y Proanbur trabajan con voluntarios. La Protectora cuenta con instalaciones, por lo que toda ayuda viene bien, en metálico, contactando con ellos para echar una mano en la limpieza, en el paseo de perros, llevando mantas, toallas, collares, champús...

Proanbur, en cambio, no cuenta con instalaciones si no que trabaja con casas de acogida. Tienen un banco de casas que en verano desciende, debido a las vacaciones, por lo que cualquier ayuda y hogar es bien recibido. Hay que tener en cuenta que ser casa de acogida de un animal solo requiere estar dispuesto a dar cariño. Los gastos de comida, veterinario, comederos, collares, limpieza corren a cargo de la asociación.

Los mal calificados perros de presa y los usados para la caza, como galgos, son los que más abundan en estas asociaciones. Los primeros porque logran ser rescatados de las peleas de perros a las que estaban destinados y por la estigmatización social cuesta mucho que los adopten. Los segundos porque una vez que el perro no sirve para cazar, «lo traen y nos dicen que tienen otros 20 que funcionan mejor y a ese no lo quiere», señalan desde la Protectora.

Leyes y administraciones

Tanto desde Proanbur como desde la Protectora de Burgos tienen claros algunos de los puntos que fallan en esta lacra. Además de campañas de concienciación se necesitan cambios en las leyes y en la forma de aplicarlas. «Hay leyes que cubren mucho más de lo que nosotros pensamos, hay leyes que prohiben la cría y venta de animales pero vas a algunas tiendas y clínicas veterinarias de Burgos y se anuncian perros para montar. Lo disfrazan con anuncios que quieren pasar por graciosos, 'busco novio', pero no la tiene. La ley de la Junta de Castilla y León cubre mucha más cosas de las que pensamos pero no se está aplicando», apuntan desde la Protectora de Burgos.

Hay leyes que cubren mucho más de lo que puede parecer, el problema es que no se están aplicando alegando falta de personal

Las que sí se aplican y son estrictos con ellas son las que se refieren a los mal considerados perros potencialmente peligrosos. «Sirven para recaudar y tener calmada a la gente que, precisamente por culpa de esta ley, tienen estigmatizados a estos perros. Ayudan a recaudar fácilmente, al igual que la de recoger excrementos, y se aplican pero las leyes favorables al cuidado de los animales son las que menos se hacen cumplir», lamentan desde la Protectora. «Van a lo fácil, a las multas fáciles», apunta en esta línea Sánchez.

El ejemplo está muy cerca, el terreno que el Ayuntamiento cede a la Protectora está próximo al poblado chabolista de El Encuentro. Allí, señalan desde esta asociación, hay perros atados con correas muy cortas, se les cortan las orejas, viven con un trozo de pan, hay peleas de perros, han aparecido cadáveres de animales por los alrededores... «La policía acude pero considera que, porque tengan una chapa o una tabla como 'techo', ya considera que está bien atendido. Y cuando acuden...», lamentan. «Es que es un perro no vale como frase justificatoria», añaden.

Los perros de las mal consideradas razas potencialmente peligrosas son los que más difícil tienen salir en adopción por la estigmatización a la que les ha condenado la ley.
Los perros de las mal consideradas razas potencialmente peligrosas son los que más difícil tienen salir en adopción por la estigmatización a la que les ha condenado la ley. / APM

Tanto desde Proanbur como desde la Protectora critican que las denuncias que hacen «normalmente no llegan a nada porque se alega falta de personal. En Burgos abandonar un animal con chip no tiene consecuencias, en la perrera de Burgos hay muchos animales recogidos en la calle con chip, se llama al dueño, este dice que no lo quiere y no pasa nada. No se aplica la ley y el abandono animal está penado», explican.

«En Burgos abandonar un animal con chip no tiene consecuencias»

Desde Proanbur animan a denunciar cuando se presencia una situación así, porque se trata de un problema social que necesita repercusión. «Cuando se avisa del abandono de una camada no se investiga quién lo ha hecho», añade Sánchez.

A la dejadez en cuanto a la aplicación de leyes que protegen a los animales se suma el 'abandono' que estas asociaciones sienten por parte de las administraciones públicas. Proanbur recibió el año pasado una ayuda de unos 1.600 euros, con lo que no se cubre ni la mitad de la factura de veterinarios en un mes, y eso que algunos realizan algunas de las intervenciones de forma gratuita. En cambio, la Protectora de Burgos no recibió ninguna subvención. El terreno donde tienen sus instalaciones es municipal pero el resto lo han tenido que pagar con ayuda privada, «vivimos de la caridad pero es lo que tiene, que no es continua», lamentan.

La Protectora de Burgos y Proanbur están necesitados de voluntarios, casas de acogida, adopción y cualquier ayuda.
La Protectora de Burgos y Proanbur están necesitados de voluntarios, casas de acogida, adopción y cualquier ayuda. / APM

Concienciación y educación

Otro de los problemas básicos es la falta de concienciación, aunque pueda parecer increíble en un momento en el que tanto se habla del abandono animal, sigue ocurriendo que la gente entrega perros porque se lo ha regalado a sus hijos y suelta mucho pelo, cuentan desde la Protectora. «La gente no tiene paciencia ni conciencia, si son cachorros alegan que les rompen las cosas, tampoco se molestan en adiestrarlo. Cuando vienen nos prometen que lo cuidarán pero no siempre es así y los motivos por los que se devuelven tienen solución, con paciencia, comprensión o adiestramiento», apuntan.

La mitad de las adopciones fracasan porque las personas no tienen paciencia, comprensión ni se molestan en ofrecer adiestramiento

Ambas asociaciones están de acuerdo en que falta educación desde pequeños, «en los colegios no se habla de los animales y es algo que se podría incluir en las clases de ética. Al final las charlas crean conciencia pero lo más efectivo sería que viesen la situación en la que llegan muchos perros y gatos, llenos de garrapatas, con heridas, lo que sufren al llegar y adaptarse...».

El problema básico es la falta de concienciación, de empatía, el mirar para otro lado de las administraciones que consideran que el maltrato y abandono animal no es una prioridad. «En campaña electoral solo Daniel de la Rosa (PSOE) se acercó por aquí. Se ha preocupado y pensamos que sus ideas son algo que puede mejorar nuestra situación. Piensa que lo más beneficioso sería sacar la recogida de animales a concurso público, en vez de que lo haga el servicio de basuras», señalan desde la Protectora de Animales de Burgos.

Más información