Burgos con Bici plantea que los patinetes eléctricos vayan por la calzada salvo los pequeños, que se asimilarían a bicicletas

Imagen de un ciclista por el carril bici/BC
Imagen de un ciclista por el carril bici / BC

La asociación ha presentado un escrito de alegaciones contra la Ordenanza de Movilidad, que intenta dotar de mayor protagonismo y seguridad al uso de la bicicleta

Patricia Carro
PATRICIA CARROBurgos

La nueva Ordenanza de Movilidad, que tramita el Ayuntamiento de Burgos, tiene aspectos positivos. Sin embargo, promueve una movilidad que difiere del concepto moderno, pues se sigue concibiendo como el instrumento que regula la circulación de los vehículos, favoreciéndolos y dotándoles de un protagonismo «desmesurado».

Así entiende la Asociación Burgos con Bici el nuevo texto, ante el que han presentado un escrito de alegaciones para precisamente intentar modernizar ese concepto de modernidad. Y el colectivo va directo al grano, abordando una de las cuestiones que más inquietud está generando actualmente: la regulación de los vehículos de movilidad personal, en especial, los patinetes eléctricos.

Para Burgos con Bici, los vehículos de movilidad personal (VMP) circulen por la calzada y una velocidad máxima de 30 km/h, a excepción de los vehículos más pequeños, que deberían circular por vías ciclistas y zonas peatonales, aunque sin tener prioridad alguna sobre los peatones ni las bicicletas.

Más información

Tal como está redactada la ordenanza, solo los VMP más grandes, ciclos con más de dos ruedas, que pueden circular a más de 45 km/h y con un peso de 300 kilos, estarían obligados a circular por la calzada. De este modo, patinetes eléctricos o sedways que pueden alcanzar una velocidad de 30 km/h se regirían por la normativa de las bicicletas, y el colectivo propone que se regulen como los VMP más grandes.

Además, para todos ellos, Burgos con Bici plantea que esté prohibida la utilización de móviles u otros elementos que sean incompatibles con la conducción; que lleven timbre, se ajusten a la velocidad máxima permitida en cada vía y, para la noche y los momentos de visibilidad reducida, que puedan llevar luces delanteras y traseras.

Bicicletas contramano

Las alegaciones de Burgos con Bici piden también rectificar en lo que, a priori, sería un error de redacción, pues el borrador de la ordenanza recogía una rebaja en el límite de velocidad, a 30 km/h, en las vías de un único sentido o un único carril por sentido. Sin embargo, en el texto aprobado inicialmente solo se recoge la limitación para las calles de un único sentido, y el colectivo reclaman la susbanación de este error.

De este modo, solo las calles de dos o más carriles por sentido tendrían una velocidad máxima de 50 km/h, y la circulación de los patinetes eléctricos por la calzada sería más segura. Por otra parte, la asociación pide incluir que las bicicletas puedan circular, en tramos muy concretos, a contramano, y solo en calles de un solo carril y único sentido, con un ancho adecuado y con la señalización oportuna.

También se plantea por dejar abierta la posibilidad de que las bicicletas puedan circular por carriles bus con sobreancho, nunca con ancho estándar, y se reclama que se incluya que un menor de 11 años podrá circular por zonas peatonales no compartidas acompañado de un adulto, no solo a pie sino también en bicicleta.

Sería una medida excepcional, pues con la ordenanza se regulará qué zonas peatonales pueden ser compartidas con los ciclistas, y cómo se compartirían. Finalmente, en el escrito se pide incorporar una reducción adicional del 25% en las sanciones a peatones, ciclistas y otros vehículos de movilidad activa, cuando incumplan la ordenanda, habida cuenta de que son menos peligrosos.