Cs Burgos lanza un mensaje de unidad para conseguir el cambio en Castilla y León a través de Clemente

Silvia Clemente, candidata de Cs a la Junta de Castilla y León/Leticia Pérez ICAL
Silvia Clemente, candidata de Cs a la Junta de Castilla y León / Leticia Pérez ICAL

La formación respeta la decisión de Gloria Bañeres, que ha decidido abondanar el partido| Jesús Ortego afirma que tiene meses para convencer a Bañeres

Patricia Carro
PATRICIA CARROBurgos

Ha llegado el momento del cambio en Castilla y León. Ahora se inicia un nuevo camino político, que concluirá el próximo 26 de mayo y, en Ciudadanos, esperan que sea con la victoria de la formación en las elecciones autonómicas para hacerse con el control de la Junta de Castilla y León. Y todo de la mano de Silvia Clemente, como candidata respaldada por la militancia, en unas primarias ajustadas que ya se han cobrado alguna víctima, en concreto, a Gloria Bañeres.

Sergio González, secretario provincial de Comunicación, asegura que Cs ha dado un «ejemplo de democracia y participación» con su proceso de primarias. Los afiliados han escogido libremente a su candidato, entre las tres opciones que han llegado hasta el final, y ahora solo queda afrontar el periodo electoral unidos, para seguir trabajando «con coraje y honestidad» por Castilla y León.

Más información

El representante de Cs Burgos asegura que las primarias no han sido duras, sino una prueba de democracia interna, tras la cual «ha llegado el momento del cambio en Castilla y León, de ganar las elecciones y aplicar en primera persona las reformas naranjas que queremos para la comunidad». Será un camino duro, reconoce, pero el objetivo es sacar al Partido Popular de las elecciones.

Y para ello Clemente tiene el apoyo de todo el partido, y no solo de los que la han elegido como cabeza de lista. «Unidad total de proyecto y de gente; en Ciudadanos no sobra nadie», ha asegurado Sergio González. Aun así, respetan la decisión de Gloria Bañeres, que ya ha anunciado que abandonará el partido una vez concluido el mandato, pues considera que Clemente no representa la esencia de la formación.

«La decisión de dónde se milita es personal y evidentemente solo se puede respectar», ha apuntado. «Si ella lo tiene claro, nada hay más que decir», aunque no todos en el partido se lo toman así y tanto Vicente Marañón como Jesús Ortego, compañeros de Bañeres en el Ayuntamiento de Burgos, confían en que la portavoz municipal recapacite y, finalmente, se quede en la formación trabajando por ese cambio que desean en todas las instituciones, incluido el Consistorio burgalés.

Por el cambio desde dentro

Así lo ha asegurado Marañón, cuya candidata era Silvia Clemente aunque aboga por la unidad del partido, y Ortego, que apoyaba como Bañeres a Francisco Igea. «No ha ganado el candidato que yo hubiera querido que ganara», reconoce Ortego, insistiendo en que considera a Igea como la persona que mejor respresenta el ADN de Cs, sus valores y su manera de ver la política.

Sin embargo, las primeras son un proceso de elección y, en esta ocasión, han estado reñidas pero Clemente ha conseguido mayor apoyo de los afiliados, así que ahora toca «hacer cumplir su mandato». Y por ese motivo, Jesús Ortego también apuesta por la unidad y se dedicará, los próximos meses, no solo a trabajar por el cambio político sino también a intentar convencer a Bañeres para que no se vaya del partido.

«Está tomando una decisión precipitada», insiste, y «tengo unos meses hasta mayo para convencerla» de que la alternativa no es irse del partido, sino trabajar desde dentro para cambiar las formas que pueden no considerarse «correctas». «No podemos perder a Gloria en esta batalla», ha afirmado.