El Coliseum ha costado ya 8,9 millones y la enfermería sigue sin estar rematada

El Coliseum ha costado ya 8,9 millones y la enfermería sigue sin estar rematada

El cálculo lo ha realizado el PSOE, que insiste en que la remodelación de la Plaza de Toros acabará costando más de 10 millones

Patricia Carro
PATRICIA CARROBurgos

Queda pendiente la intervención para mejorar la acústica, así como la reforma de los servicios higiénicos de la planta alta, pero la factura ya asciende a 8,9 millones de euros. Es el cálculo realizado por el PSOE, teniendo en cuenta cada una de las inversiones efectuadas, con fondos propios del Ayuntamiento de Burgos o a través de patrocinadores.

Así, el proyecto se contrató por 5,57 millones, una cantidad a la que tuvo que sumarse otros 557.000 euros (en cifras redondas) como liquidación de obras. A continuación se invirtieron 850.000 euros en el sistema de calefacción, gracias a un convenio con CaixaBank, y otros 236.886 euros para la colocación de la pista, las canastas y los marcadores eléctricos, que subvencionó Mahou-San Miguel.

Más información

A ello se suman los 580.000 euros de la urbanización del entorno, los 70.000 eruos destinados a trabajos varios, y las dos últimas inversiones: la mejora de la acústica, que tendrá un coste de 106.517 euros (y que busca patrocinador) y la remodelación de los servicios higiénicos, con un presupuesto de 375.000 euros y que está pediente de adjudicación.

Y, para concluir, los 560.000 euros que ha costado los vestuarios y la enfermería, y eso que esta última todavía no está concluida, ha recordado Antonio Fernández Santos. El concejal socialista ha recordado que, desde el 28 de junio que se firmó el acta de recepción de la obra «condicionada» a resolver las deficiencias detectadas, la empresa «no ha hecho nada, absolutamente nada».

Pendiente de rematar

Está previsto que el próximo lunes, 6 de agosto, comience con los remates; sin embargo, no hay acuerdo entre la empresa y el Ayuntamiento en el punto más polémico: los sistemas de alimentación ininterrumplida. La empresa ha colocado tres dispositivos con una autonomía de 20 segundos, cuando el contrato exige que sea de 2 horas. Aun así, la enfermería estuvo abierta durante la Feria Taurina, ha recordado el edil.

Antonio Fernández Santos ha arremetido también contra la Junta de Castilla y León, que dio el visto bueno al quirófano como provisional, pues a falta de la certificación preceptiva, la enfermería no puede considerarse un quirófano permanente. De hecho, el informe del director de obra emitido a finales de junio dejaba bien claro que «hasta que no sean subsanadas estas dos cuestiones, el recinto NO cumple con los requisitos normativos para certificarlo como quirófano permanente».

El concejal del PSOE insiste en que, tras las inversiones realizadas, el proyecto suma 8,9 millones de euros, muy cerca de los 10 millones pronosticados por la formación.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos