Diputación ya ha recibido la solicitud del Ayuntamiento para buscar un gestor en Castañares

Castañares es pedanía de Burgos/PCR
Castañares es pedanía de Burgos / PCR

Ramiro Ibáñez confirma la recepción de la solicitud y avanza que el caso se debatirá en la próxima comisión del 16 de enero

Patricia Carro
PATRICIA CARROBurgos

La Diputación se pone manos a la obra para solventar el problema generado en Castañares, tras la dimisión a finales de noviembre de la junta vecinal. El Ayuntamiento de Burgos ha remitido ya la comunicación de lo sucedido, solicitando a la Institución Provincial que inice el correspondiente procedimiento para constituir una comisión gestora que asuma el mando de la pedanía hasta la próxima convocatoria de elecciones municipales.

El diputado Ramiro Ibáñez ha confirmado la recepción del documento, a finales de diciembre, así que se llevará a la próxima Comisión de Arquitectura y Urbanismo, Asesoramiento Jurídico, Técnico y Económico, Central de Contratación, Patrimonio, Formento y Protección Civil, a celebrarse el 16 de enero. Ibáñez ha recordado que el procedimiento es completamente diferente al que se aplica cuando falla la corporación municipal de un ayuntamiento, pues en este caso se trata de una entidad local menor.

Así, el diputado llevará a esa reunión del 16 de enero una propuesta para preguntar a los grupos municipales de Castañares si tienen algún candidato para que se convierta en alcalde pedáneo-gestor. No se creará una gestora al uso, pues es una entidad local menor, sino que funcionaría con un alcalde pedáneo con funciones de gestor. Eso sí, primero habrá que saber cómo se llevaron a cabo las votaciones en las pasadas municipales de 2015.

Si no se encuentra un candidato, el Ayuntamiento podría disolver la pedanía y convertirla en un barrio

Si hubo urnas separadas para elegir a los representanes de Castañares de manera independiente a la corporación del Ayuntamiento de Burgos, primero se preguntará al Partido Popular, pues obtuvo el mayor número de votos. De lo contrario, si las votaciones fueron conjuntas, se preguntará a todos los grupos políticos por igual. En el caso de que exista un candidato a convertirse en alcalde pedáneo-gestor, se llevará su nombramiento a la Junta Electoral Central y, con su visto bueno, se ratificará en Pleno del Ayuntamiento de Burgos.

Ramiro Ibáñez ha explicado que, si no existe candidato, la Diputación devolverá el caso al Consistorio, que «hará lo que crea conveniente». Llegados a este punto, el Ayuntamiento podría declarar la desaparición de la entidad local menor, convirtiendo a Castañares en un barrio, o realizar un anuncio público para ver si algún vecino quiere encargarse de la gestión de la pedanía hasta 2019. «El Ayuntamiento tiene la facultad de iniciar el expediente de desaparición de la pedanía», ha insistido Ibáñez, y si no existe candidato la solución final quedará en sus manos, no en las de Diputación.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos