33 hombres custodian al Cristo Yacente de Burgos

Esta agrupación religiosa, vinculada a la Catedral, únicamente desfila durante el Viernes Santo

Hermanos del Santo Sepulcro de la ciudad del Burgos junto a la talla del 'Cristo yacente'./Archidiócesis de Burgos
Hermanos del Santo Sepulcro de la ciudad del Burgos junto a la talla del 'Cristo yacente'. / Archidiócesis de Burgos
César Ceinos
CÉSAR CEINOSBurgos

33 hermanos, uno por cada año que vivió Jesucristo, custodian el Santo Sepulcro que desfila el Viernes Santo. Todos ellos, varones, mayores de edad y en plena comunión con la Iglesia Católica, forman parte de la Hermandad del Santo Sepulcro de la ciudad de Burgos, que se fundó en 1927 con el objetivo de rendir culto al Señor en el misterio de su Muerte.

Ataviados con una túnica morada y una sotana blanca de franela, estos cofrades únicamente pueden procesionar con estos ropajes durante la tarde y la noche del Viernes Santo, aunque lo hacen en dos ocasiones. El primer desfile, llamado oficialmente traslado de Cristo yacente, arranca en la capilla del Espíritu Santo de la Catedral y finaliza en la plaza de Santa María tras cruzar el claustro alto y el interior de la Seo. Portan a hombros la talla del 'Cristo yacente', una escultura de Francisco Font elaborada a principios de siglo, que introducen en la urna del 'Santo Sepulcro' antes de acabar el acto, junto a la fachada de la Seo.

La cofradía

Nombre:
Hermandad del Santo Sepulcro.
Fundación:
Constitución de la hermandad: 1927. Aprobación de la regla: 27 de marzo de 1928.
Sede:
Catedral.
Integrantes:
33 hermanos.
Talla titular:
'Cristo yacente', una talla de Francisco Font tallada a principios del siglo XX.
Prior:
Enrique Plaza.

Posteriormente toman parte, junto al resto de agrupaciones religiosas, en la procesión del Santo Entierro, que comienza en la calle Nuño Rasura y pasa por el Arco de Santa María, el puente del mismo nombre, la plaza de Vega, la calle Miranda, la calle de San Pablo, la plaza del Conde de Castro, la calle Santander, la calle San Juan, la plaza de Alonso Martínez, la calle Laín Calvo y la calle Paloma.

El acto concluye en la plaza del Rey San Fernando, donde todas las cofradías esperan la llegada del 'Santo Sepulcro' y de 'Nuestra Señora de la Soledad' para cantar un réquiem y hacer el toque de Oración. Además, entre las entidades que portan ambos pasos (Santo Sepulcro y Nuestra Señora de la Soledad y Santiago) hacen un intercambio de ramilletes, según explica el prior de la hermandad, Enrique Plaza.

Plaza: «La Semana Santa está progresando cada año»
El hábito está compuesto por una sotana blanca de franela con capa, cíngulo y capirote morados con emblema, y guantes y zapatos negros. / GIT

El prior de la hermandad del Santo Sepulcro de la ciudad de Burgos, Enrique Plaza, explica que la Semana Santa de la capital del Arlanzón goza de buena salud. «Está progresando cada año al hacer mejoras constantes e introducir procesiones nuevas», afirma.

De cara al futuro de la conmemoración burgalesa de la Pasión y Muerte de Jesucristo apuesta por seguir «por el mismo camino». «No hay que hacer grandes modificaciones. Creo que estamos yendo por la senda correcta», agrega.

La hermandad, que está adscrita a la Catedral, tiene también como cometido honrar a la Virgen María en la advocación de su Asunción a los cielos, que se venera en la seo con el título de Santa María La Real.

Más cofradías de Burgos