El jefe de Bomberos reclama más promociones internas y nuevas incorporaciones

El jefe de los bomberos de Burgos, Miguel Ángel Extremo, durante la lectura de su discurso./CC
El jefe de los bomberos de Burgos, Miguel Ángel Extremo, durante la lectura de su discurso. / CC

El parque de Burgos reconoce, en el día del su patrón, la labor de los bomberos que se cumplen 25 años de servicio y de aquellos que se jubilaron recientemente

César Ceinos
CÉSAR CEINOSBurgos

El día de San Juan de Dios, patrón de los bomberos, es una jornada de fiesta, pero también de reivindicaciones. Al menos, así lo ha entendido el jefe del parque de Burgos, Miguel Ángel Extremo, que ha solicitado al Ayuntamiento de la ciudad del Arlanzón más recursos humanos para el cuerpo.

Extremo, que ha tomado la palabra durante el acto oficial de la fiesta patronal de la profesión, ha explicado que las próximas incorporaciones provocarán una «renovación necesaria» del servicio de extinción de incendios, aunque ha ido más allá y ha declarado que, próximamente, «debemos convocar promociones internas y seguir incorporando bomberos de base para recuperar la plantilla que Burgos necesita».

Actualmente, el cuerpo de Bomberos municipal está formado por 88 personas, que están repartidos entre jefe (uno), subjefe (uno), sargento de intervención (tres), cabo de intervención (16), cabo de prevención (dos), bomberos conductores (14) y bomberos (51), si bien la Relación de Puestos de Trabajo (RPT) del servicio se eleva hasta las 113 personas, según figura en la memoria de actividades de 2018 que el máximo responsable de los Bomberos ha citado de manera sucinta durante su discurso.

Más información

Además, Extremo ha informado que, con el aumento de la plantilla y el acuerdo (que se firmará próximamente) para modificar la estructura del servicio, se reforzará el departamento de Prevención del parque para cumplir con las funciones, algunas de ellas nuevas, que marca la Ley de Protección Ciudadana de Castilla y León y que anteriormente no se han podido ejecutar por falta de personal. «Será algo muy positivo, que sin duda mejorará los actos y espectáculos públicos que se celebren en Burgos y la capacidad de respuesta de los servicios de emergencia», ha agregado.

Por otro lado, el jefe de los bomberos ha sido muy generoso con los agradecimientos, que se han extendido, por diferentes razones, a las autoridades locales, a los representantes sindicales y especialmente a los trabajadores del parque. «El rigor y la profesionalidad son dos pilares que sostienen la ingente labor de los bomberos, que precisan, la mayor de las veces, tomar decisiones sin tiempo de reflexión y planificación inmediata», ha comentado.

Por su parte, el alcalde de Burgos, Javier Lacalle, que ha clausurado con su discurso el acto de reconocimiento, ha anunciado una modificación presupuestaria de 150.000 euros para adquirir nuevas equipaciones para los bomberos, tanto los que ya están como los que llegarán próximamente. El regidor ha explicado que esta partida previsiblemente se aprobará ya que ha tratado este asunto con el concejal socialista Antonio Fernández Santos.

Homenajes

Los actos oficiales con motivo de San Juan de Dios han incluido un sentido homenaje a Ángel Díez, David Martineza, Gaspar Saiz y Javier San Millán por su reciente jubilación, y a Tomás Melgosa, Roberto Luis Santos, Julián Pellón, Alberto Saiz y Fernando Sevilla por sus 25 años de servicio. Los primeros han recibido una metopa y una insignia de oro, mientras que los segundos han obtenido, por sus cinco lustros de trabajo, un broche de plata.

Asimismo, los responsables del cuerpo han entregado un premio a Javier Pérez e Íker Sancho como ganadores del concurso-yincana de bomberos y una placa conmemorativa a Miguel Miguel Moreno en agradecimiento a su colaboración desinteresada en la difusión de la Esclerosis Lateral Amiotrófica (ELA).