Parkinson Burgos y Michelin «ruedan» juntos a partir de ahora

Momento de la firma del patrocinio/AIA
Momento de la firma del patrocinio / AIA

Parkinson Burgos y Michelin han firmado un patrocinio por el cual la empresa donará ruedas para el buen funcionamiento de las furgonetas de la asociación, entre otras colaboraciones

Andrea Ibáñez
ANDREA IBÁÑEZBurgos

La Asociación de Parkinson de Burgos sigue dando pasos adelante para conseguir tener a punto su nueva sede en el Antiguo Hospital Militar. Para ello, sigue sumando colaboradores a su causa, en este caso el último en entrar en la lista es Michelin.

La presidenta de la asociación, Maria Jesús Delgado, se ha mostrado muy contenta porque ahora Parkinson Burgos y Michelin «caminarán juntos». Y es que entre los puntos del acuerdo de colaboración, suscrito esta mañana,la empresa donará siempre que sea necesario ruedas para las dos furgonetas con las que cuenta la asociación y así «mejorarán la calidad de vida de muchas personas en Burgos».

La empresa Michelin se convierte en uno de los patrocinadores plata de la asociación y contará con su logo en el photocall que Parkinson Burgos instalará en su nueva sede. Félix Sanchidrián, presidente de la Fundación Michelin ha destacado el importante papel que desempeña la asociaicón con la gente que necesita su ayuda en la ciudad y ha confirmado su presencia en la inauguración de las nuevas instalaciones.

Más información

La inauguración del nuevo centro, prevista para abril de 2019

La Asociación comenzó hace más de un año su campaña de micromecenazgo para conseguir los 450.000 euros necesarios para el nuevo centro multidisciplinar. Tras el parón sufrido en las obras desde el verano hasta hace un mes, parece que los trabajos han retomado su ritmo. Estarán concluidos para principios de año y, una vez que se hayan mudado, se inaugurarán las nuevas instalaciones en abril.

AIA

A día de hoy son muchos los detalles que faltan por pulir. Pero en las nuevas instalaciones no faltará una unidad de convivencia con cocina incorporada, o como novedad una sala multisensorial. Además contarán con varios gimnasios, uno de ellos estará en el jardín exterior junto con un área de paseo que se finalizará en primavera.

Actualmente Parkinson Burgos atiende a 127 personas que sufren la enfermedad, gracias a las nuevas instalaciones esta cifra podría ascender a 200. El traslado desde el centro actual -el centro socio-sanitario Graciliano Urbaneja- al nuevo está previsto para el mes de enero, de hecho Delgado ha confesado que se lo ha pedido a los Reyes Magos, pero la inauguración del centro se podría retrasar hasta el mes de abril para hacerlo coincidir con el Día Mundial del Parkinson.

Temas

Burgos