La recalificación del Consorcio de Villalonquéjar rebajará en 70 millones la deuda imputada al Ayuntamiento

Polígono de Villalonquéjar/BC
Polígono de Villalonquéjar / BC

Javier Lacalle insiste en que «no tiene ningún sentido» que Hacienda siga considerándolo 'administración' cuando tiene estabilidad económica

Patricia Carro
PATRICIA CARROBurgos

La petición al Ministerio de Hacienda para que cambie la calificación del Consorcio de Villalonquéjar, pasando de ser considerado 'administración pública' a entidad mercantil, va mucho más allá de la nomenclatura. En juego están 70 millones de euros, que computan actualmente como deuda del Ayuntamiento de Burgos pese a que existe un convenio para la reestructuración de la deuda y un plan de ventas que se va cumpliendo de manera sobrada.

El alcalde, Javier Lacalle, ha insistido en que «no tiene ningún sentido» que Hacienda mantenga la clasificación definida en enero de 2017 cuando «se han conseguido dos cosas» que no se tenían entonces. Por un lado, estabilidad económica para el Consorcio de Villalonquéjar durante los próximos 15 años. Por otra, ingresos por la venta de suelo, de 7,8 millones en 2018, con compromisos de 16 millones para 2019. «Se está muy por encima de las previsiones del plan de ventas», ha reiterado.

Más información

De ahí la solicitud, formal, realizada por el propio alcalde en Madrid, teniendo en cuenta que el Ministerio revisa las calificaciones durante el primer trimestre de cada año. Si se cambia esa calificación, como ya ocurrió con el Consorcio del Desvío Ferroviario, se rebajaría la deuda municipal en 70 millones de euros. Y es que al ser considerado como 'adminitración pública', la totalidad de la deuda del Consorcio de Villalonquéjar (que ronda los 100 millones) se imputa al Consistorio, y no solo los 30 millones de deuda no sostenible (la que no se puede cubrir con la venta de suelo industrial).

Burgos es la ciudad que más ha reducido su deuda en los últimos 7 años, pasando de los 209 millones de 2011, entre deuda financiera y comercial, y los 40 millones de euros actuales. Ahora se trata de asegurar que los 70 millones de duda sostenible del Consorcio no se computen como deuda municipal, ha reiterado el alcalde, quien es «optimista», pues vio a los responsables de Hacienda con «buena disposición».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos