Los sindicatos avisan de que habrá movilizaciones si no hay equilibrio en la negociación colectiva

El secretario provincial de UGT, Pablo Dionisio Fraile, y el de CCOO, Ángel Citores/CLR
El secretario provincial de UGT, Pablo Dionisio Fraile, y el de CCOO, Ángel Citores / CLR

CCOO y UGT han convocado para mañana, martes 22, una concentración frente a la patronal (FAE) para reclamar subidas salariales por encima del 3%

Cristina López Reques
CRISTINA LÓPEZ REQUESBurgos

Sindicatos y patronal mantienen posturas alejadas. Así lo han confirmado desde CCOO y UGT tras celebrar varias reuniones para tratar de alcanzar un acuerdo para la negociación colectiva. Por esa razón, el calendario de movilizaciones se pone en marcha desde mañana, cuando hay convocada una concentración frente a la Confederación de Asociaciones Empresariales de Burgos (FAE), a las 12:00 horas.

Los dos secretarios provinciales están de acuerdo. «Los salarios deben ganar poder de compra, los convenios colectivos recuperar derechos y los beneficios se tienen que repartir» o, de lo contrario, «habrá conflicto», ha señalado desde UGT Pablo Dionisio Fraile. Por su parte, el líder de CCOO, Ángel Citores, ha afirmado que van «a hacer frente a la reforma laboral», ya que «hay que volver atrás, al equilibrio en la negociación colectiva, o habrá movilizaciones hasta donde haga falta».

Más información

Desde los sindicatos consideran que los empresarios tienen que «entender el esfuerzo de los trabajadores durante los años de crisis» y «a medida que sube la productividad, tienen que reconocer subidas salariales», ha afirmado Fraile. Y es que, según apuntan, la productividad ha crecido seis puntos por encima de lo que lo han hecho los salarios durante el periodo 2008-2016.

En la provincia burgalesa quedan por firmar a día de hoy 8 convenios sectoriales y 33 de empresas, lo que afectaría a algo más de 22.000 trabajadores. Los sindicatos consideran que esos acuerdos deben ir «acorde a la nueva etapa de bonanza». Ningún salario «debe ser inferior» a los 1.000 euros y los incrementos tienen que estar por encima del 3%, ha señalado Fraile.

Además, CCOO y UGT consideran que los convenios tienen que ir más allá de las condiciones salariales. En este sentido, denuncian que el 91,5% de los contratos que se registran en Castilla y León son temporales. También señalan que 7 de cada 10 tienen una duración inferior a seis meses y que el 40% de los que se firman son a tiempo parcial y, de ellos, un 63% han sido firmados por mujeres, lo que, consideran, «explica la brecha salarial».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos