El vino y las vidrieras serán protagonistas desde abril en el centro de visitantes de Burgos

Imagen de la reapertura del CITUR tras las obras el pasado verano/GIT
Imagen de la reapertura del CITUR tras las obras el pasado verano / GIT

El diseño de las áreas de interpretación del Centro de Recepción de Turistas (CITUR) está en marcha y se espera que estén en servicio para Semana Santa

Patricia Carro
PATRICIA CARROBurgos

Si no surge ningún otro imprevisto, el Centro de Recepción de Turistas (CITUR) de Burgos inaugurará en abril sus nuevas áreas de interpretación dedicadas al arte de las vidrieras y al mundo del vino. El diseño de sendos espacios expositivos ya está en marcha, con el propósito de tenerlos preparados para Semana Santa y poder aportar así un valor añadido a la oferta turística de la ciudad.

La profesora de la Universidad de Burgos y experta en la investigación de las vidrieras, Pilar Alonso, es la encargada de diseñar el contenido del espacio interpretativo de las vidrieras, con el que se destacará la relevancia de Burgos como centro de creación y difusión del arte de la vidriería desde la Edad Media y casi hasta la actualidad. Se contará con reproducciones, un videomapping y paneles informativos.

Se ha decidido centrar el contenido en las vidrieras de Burgos, tanto las de la Catedral como las del Monasterio de Las Huelgas Reales, entre otros ejemplos de este arte, en el que Burgos fue un referente internacional y creador del conocido como 'vidrio rojo de Burgos'. Inicialmente, el proyecto contemplaba un análisis más amplio de las vidrieras, abarcando la provincia y con referencias internacionales, apunta Pilar Alonso.

Más información

Sin embargo, la apuesta por crear un centro de investigación sobre la vidriería en Burgos, de la mano del CSIC, ha obligado a rebajar las pretensiones para que los contenidos de ambos fueran diferentes y complementarios. En el CITUR, el visitante encontrará un primer centro de interpretación, pero si se consigue sacar adelante el proyecto de investigación, en el nuevo edificio se abordará de manera exhaustiva la historia del arte de la vidriería.

En estos momentos, el proyecto está amparado por la Fundación VIII Centenario de la Catedral de Burgos y, si bien se cuenta ya con la parte científica e investigadora (gracias al trabajo realizado por Pilar Alonso, en colaboración con el CSIC), queda por elegir el lugar en el que se instalaría el centro y, lo más importante, encontrar financiación. En ello trabajan desde la fundación, pues la iniciativa formará parte de los actos conmemorativos del centenario.

Burgos y sus vinos

Y mientras en el sótano se ubicará el espacio interpretativo de las vidrieras, la primera planta se dedicará a la tradición vitivinícola de Burgos, con especial incidencia en las denominaciones de origen Ribera del Duero y Arlanza. La empresa Drop Arquitectura y Diseño se está encargando del suministro de los materiales, mientras que la idea del contenido parte de Barrena Producciones ('Burgos entre cucharas').

La concejal de Turismo, Carolina Blasco, confía en que se puedan cumplir los plazos y, para abril, tener concluidos sendos espacios. El objetivo último es que estén abiertos al público en Semana Santa, pues serán un complemento estupendo para la oferta turística de la ciudad, en especial, para la Catedral de Burgos.

El proyecto ha tenido sus altos y sus bajos. Inicialmente, se propuso que el centro de interpretación de las vidrieras estuviera en marcha el verano pasado, coincidiendo con la reapertura del CITUR tras las obras de acondicionamiento. Sin embargo, se retrasó y se reabrió el CITUR, pero sin vidrieras.

Luego, se añadió el centro del vino y se licitaron ambas intervenciones, que en el caso del espacio de las vidrieras se atascó hasta en tres ocasiones. Finalmente, este 2019 arrancó el montaje, del que podrán disfrutar visitantes y burgaleses esta primavera.