Turismo se desespera tras un tercer proceso fallido para diseñar un espacio interpretativo de las vidrieras

Imagen de la reinauguración del CITUR/BC
Imagen de la reinauguración del CITUR / BC

Se ha licitado hasta en tres ocasiones, mediante un contrato menor de 15.000 euros, pero ha quedado desierto/ Se ubicará en el Centro de Recepción de Visitantes

Patricia Carro
PATRICIA CARROBurgos

Una, dos y ... hasta tres ocasiones. El proyecto para diseñar un espacio interpretativo dedicado a las vidrieras de la Catedral en el Centro de Recepción de Turistas (CITUR) parece gafado. Se ha licitado, mediante un contrato menor de 15.000 euros, en tres ocasiones y, en las tres, con resultado fallido. Se ha tenido que declarar desierto así que en Turismo van a buscar alternativas para sacarlo adelante.

Más información

La concejal Carolina Blasco recuerda que la ley permite adjudicar directamente contratos por valor inferior a 15.000 euros. Sin embargo, la normativa en Burgos es más estricta y, a partir de 9.000 euros, se obliga a sacar concurso. Y en este caso no ha dado el resultado deseado pues todavía no se cuenta con la empresa que se encargará de diseñar y suministrar los recrusos museográficos para ese espacio.

De ahí que Blasco vaya a buscar alternativas para completar el CITUR, tras la remodelación acometida este año y que incluye dos espacios museísticos en las plantas sótano. Uno corresponde a un centro de interpretación de las vidrieras de la Catedral y el otro, a un espacio dedicado al vino y a las denominaciones de origen de Burgos. En este caso, sí que se ha adjudicado el proyecto a Drop Arquitectura y Diseño, por 17.600 euros, sobre la base de una idea de Barrena Producciones ('Burgos entre cucharas').

El espacio dedicado a las vidrieras incluirá, de poder complearse, recreaciones de dos vidrieras, un videomapping y paneles informativos. Carolina Blasco ha recordado que, ambas intervenciones, tenían que estar adjudicadas este año, pues van con cargo a los presupuestos de 2018. Se ha conseguido sacar sendos contratos menores, ajustados, para que no quedasen colgadas, para que el CITUR esté completado en el primer trimestre del año, para Semana Santa.

Mientras, el Ayuntamiento continúa gestionando un cambio en el contrato del tres y bus turístico, que también tuvo que declararse desierto, aunque en este caso no por falta de ofertas. Se había escogido a una empresa, explica Blasco, y se estaba a punto de fimar el contrato cuando se comprobó que las mejoras ofertadas iban a impedir cumplir los plazos previstos en el concurso.

Tren turístico

Así, ha todado sacar un nuevo pliego para un negociado sin publicidad, «como última baza para tenerlo antes del verano», y se invitará a tres empresas. Mientras, los actuales adjudicatarios del servicio continuarán prestándolo hasta que se adjudique el nuevo contrato, que contempla dos trenes y dos autobuses turísticos para ampliar la oferta de la ciudad.