El centro de visitantes reabrirá en julio, convertido en un espacio expositivo dedicado a las vidrieras y el vino

La vidrieras serán protagonistas en el remodelado Citur/CLR
La vidrieras serán protagonistas en el remodelado Citur / CLR

El proyecto de remodelación se ha reajustado en plazos mientras se trabaja en el diseño de contenidos con la UBU y las DO Ribera y Arlanza

Patricia Carro
PATRICIA CARROBurgos

Los plazos se mantienen aunque el proyecto de remodelación se haya desviado ligeramente de las previsiones. El Centro de Recepción de Visitantes, Citur, reabrirá sus puertas para mediados de julio y, entonces, su planta sótano se habrá convertido en un espacio expositivo dedicado al arte de las vidrieras y al mundo del vino. Se trata de diseñar dos proyectos piloto de centro de interpretación que, si resultan exitosos, se ampliarán para generar sendos recursos turísticos y culturales en la capital burgalesa.

La actuación en el Citur, que más que un proyecto de obras es un acondicionamiento de espacios, se inició en enero. Tras acometerse intervenciones menores, de arreglo de desperfectos, goteras o humedades, se está a la espera del diseño y construcción de los elementos modulares que permitirán crear un área de exposiciones flexible, ha explicado la concejal de Turismo, Carolina Blasco.

Más información

Igualmente, se han encargado los nuevos equipos tecnológicos, que harán más interactivas las visitas, apostando por una remodelación en clave de innovación y didáctica. Así, cuando se cuente con ambos elementos, se procederá a su instalación en la planta sótano del Citur y, a continuación, se reformará la puerta de acceso para hacerla más accesible, ha recordado Blasco.

Todo ello nos llevará a mediados de julio con fecha prevista para la reapertura del Citur, cuyos servicios de información turística se prestan ahora en las antiguas oficinas del Área de Rehabilitación Integral del Centro Histórico (ARCH), en Asunción de Nuestra Señora. La concejal ha insistido en que, mientras se acomete la remodelación, se trabaja con la profesora de la Universidad de Burgos Pilar Abad y con las denominaciones de origen Ribera del Duero y Arlanza.

Arte y patrimonio

El objetivo es diseñar los contenidos para sendos proyectos de difusión, que reconvertirán el Citur en un recurso turístico más allá de sus funciones como oficina de información. Por un lado, se abordará la historia de las DO Ribera del Duero y Arlanza, y su relación con la historia, la economía o la sociedad burgalesa, de la capital y la provincia.

Por otro, se tratará de poner en valor Burgos como centro creador, productor y restaurador de vidrieras, entre los siglos XIII y XVIII. De la mano de pantallas informativas, piezas originales, bocetos, materiales e instrumental artesano se conocerá la relevancia de la ciudad en el arte de la vidriera de catedral y su influencia en Europa y América Latina. El proyecto es ambicioso pero tiene mucho potencial, pues poco se sabe sobre el papel que jugó la ciudad en el patrimonio del vidrio o de la existencia del vidrio rojo, una creación exclusiva de Burgos.

Carolina Blasco ha recordado que, al mismo tiempo que se actúa en el Citur, el Ayuntamiento trabaja en la resolución del concurso para adjudicar la gestión del centro de visitantes. El anterior adjudicatario continúa con la misma, a través de una prórroga, pero en breve se resolverá el concurso para que la nueva empresa acceda en el mismo momento en que se reabra el Citur.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos