Adiós a José Pinto, el ganadero más sabio de Salamanca

José Pinto, en el concurso 'Boom'. /
José Pinto, en el concurso 'Boom'.

La muerte del exconcursante del grupo de Los Lobos en el programa 'Boom' causa conmoción en toda España

Silvia G. Rojo
SILVIA G. ROJO

«No tengo nada escrito, tan solo cuatro ideas que iré desarrollando porque quiero que sea algo espontáneo, lo que vaya surgiendo». Ese mensaje trasladaba José Alfonso Pinto este martes, la tarde antes de su muerte a El Norte de Castilla cuando era preguntado por su pregón de carnaval. El catarro que sufría dificultaba bastante la conversación pero su compromiso fue el de recuperarse y volver a charlar el próximo viernes, unas horas antes de abrir oficialmente el Carnaval del Toro de Ciudad Rodrigo.

En esa empresa estaba ahora mismo el ganadero de Casillas de Flores (Salamanca) que saltó a la fama a través de diversos concursos televisivos y que se metió en las casas de miles de españoles y en sus corazones gracias a su sobrado conocimiento sobre los más variados temas y a su forma de ser. En la comarca nadie se olvidaba de la promoción que hizo de la zona a través de sus camisetas y de cómo llevó la vida del medio rural a la ciudad de una forma inteligente y digna, dejando de lado estereotipos.

Más información

El corazón fue el que le jugó una mala pasada, un infarto segó su vida en su vivienda. Hacia las 9:00 horas, ha confirmado el alcalde de Casillas, José Eloy Alfonso que le llamó: «Me pidió como siempre que se iba a grabar los programas que atendiera al ganado porque no se encontraba bien». La siguiente llamada fue la de la médico a las 12:13 horas informándole que Pinto había fallecido. «José habló con la médico que estaba en la consulta como cada día en el pueblo de al lado, en Navasfrías, pero cuando ella lo vio ya estaba recién muerto».

José Eloy dice que no quiere hablar como alcalde, «soy su amigo» y como el resto de vecinos busca fuerzas para digerir la noticia.

«Era una persona que sabía de todo, súperdesinteresada, te ayudaba en todo lo que podía y no quería nada a cambio, no soportaba las injusticias», relataba a la puerta de la casa consistorial donde se ha instalado la capilla ardiente uno de los vecinos del ganadero.

Pero a Pinto no solo sus vecinos le tenían afecto. El teléfono del Ayuntamiento no ha dejado de sonar ni un solo minuto desde que trascendió la noticia y el alcalde daba las indicaciones a una persona que se comunicó desde Madrid: «No le conocía de nada y me ha dicho que quería enviar una corona».

Pinto estaba «muy ilusionado con su pregón y yo también», reconocía el alcalde de Casillas, pero en Ciudad Rodrigo el interés no era menor y desde las cinco de la madrugada se formaron colas para conseguir las entradas. Ya no habrá pregón y en su lugar en la balaustrada superior de la casa consistorial se va a colocar una pancarta con su imagen como homenaje.

El ganadero tenía 56 años, estaba soltero y tenía cinco hermanos. A las 17:00 horas del viernes se celebrará su funeral.