Vuelta a España

Ángel Madrazo confía en sus posibilidades de ganar el maillot de la montaña

Ángel Madrazo pasa por el Espolón camino del Ayuntamiento de Burgos en la jornada de descanso de La Vuelta a España/IAC
Ángel Madrazo pasa por el Espolón camino del Ayuntamiento de Burgos en la jornada de descanso de La Vuelta a España / IAC

El líder del Burgos BH cedió en la última etapa el maillot de la montaña ante Geoffrey Bouchard (AG2R), pero aún tiene opciones de recuperarlo antes de llegar a Madrid

Ismael del Álamo
ISMAEL DEL ÁLAMOBurgos

Ángel Madrazo, líder del Burgos BH, está siendo uno de los protagonistas de La Vuelta 2019, gracias a su triunfo de etapa en el Observatorio Astrofísico de Javalambre (Teruel). El corredor cántabro fue el primero en enfundarse el maillot de la montaña y lo ha mantenido hasta la última etapa, en la que lo cedió en favor del ciclista del AG2R La Mondiale, Geoffrey Bouchard. El francés le saca seis puntos de ventaja (50 frente a 44), pero Madrazo confía en que en las dos etapas de montaña que quedan antes de llegar a Madrid pueda darle la vuelta a la clasificación provisional.

«Habrá que volver los dos días de montaña que quedan para volverlo a intentar» ha asegurado esta mañana en la Diputación de Burgos, durante su visita a uno de los patrocinadores principales del equipo en la jornada de descanso. Madrazo ha advertido que este miércoles, que salen desde la localidad burgalesa de Aranda, «tengo que guardar fuerzas». Además, aunque no ha podido conservar el maillot de la montaña hasta su llegada a Burgos, el cántabro ve el lado positivo: «poder entrar en las escapadas será más fácil».

En este sentido, ir enfundando con el maillot hace que los rivales estén más atentos a los ataques y salgan a neutralizarlos. Por eso, integrado con los colores del equipo, cree que tendrá más opciones de protagonizar alguna escapada más.

Madrazo, aunque es cauteloso, confía en sus opciones para recuperar la que ha sido su vestimenta habitual en lo que llevamos de La Vuelta. De hecho, el ciclista cántabro ha respondido a la pregunta sobre la misión imposible que puede ser ganar el maillot que «imposible va a ser para el que no crea, yo como creo, es posible».

Madrazo con su hijo Lucas
Madrazo con su hijo Lucas

«Mi hijo me preguntaba que cuándo iba a ganar»

Por otro lado, el protagonista de una de las victorias más emotivas de esta edición de la ronda española ha recordado cómo fue para él su gran día y reconoce que «hasta que no acabe la Vuelta a España no nos daremos cuenta al cien por cien de lo que hemos hecho». Habla en plural porque atribuye el triunfo en el Alto de Javalambre a todo el equipo. «La victoria no es mía es del equipo Burgos BH, tanto de los que estamos en La Vuelta, como de los que están en casa».

Además, el cántabro se acuerda especialmente de su mujer y de sus dos hijos, sobre todo del mayor, Lucas de cuatro años, que es quien le da fuerzas para no rendirse. «Día a día tengo que luchar para que él mismo vea y aprenda que para conseguir cosas hay que luchar. Unas veces se gana y otras se pierde, pero nunca se deja de luchar», ha explicado y ha añadido: «Él ve cada día como estoy luchando para conseguirlo y tiene parte de culpa porque me pueden ganar, pero nunca me va a ver rendido».

Como sí le vio fue llorando y no lo entendió. Madrazo ha explicado que en meta se le vinieron muchos pensamientos y se echó a llorar. «Él no lo entendía. No sabía qué pasaba y por qué lloraba. Mi mujer también lloraba por tantos años de sufrimiento, porque tú puedes entrenar, cuidarte y hacer las cosas al máximo, pero no quiere decir que las cosas salgan bien».

Reviviendo la etapa histórica

Finalmente, Madrazo ha recordado como esa etapa cinco de La Vuelta 2019 no tenía como objetivo inicial el triunfo, sino puntuar en los puertos. Sin embargo, sobre el kilómetro 100 se dio cuenta de que con la ventaja que tenían podían disputar la victoria de etapa junto a su compañero Jetse Bol. Entonces le dijo a Julio Andrés Izquierdo, el manager general del Burgos BH: «No dejemos para mañana lo que podamos hacer hoy».

Los tres corredores, junto a José Herrada, del Cofidis, se disputarían la victoria. Entonces, a falta de un kilómetro pasó primero por una meta volante y cuando Herrada se hizo a un lado atacó, probando suerte, y consiguió coger unos metros que le permitieron entrar primero en meta y conseguir la primera victoria del Burgos BH en una ronda tan importante.

Finalmente, Madrazo ha recordado como esa etapa cinco de La Vuelta 2019 no tenía como objetivo inicial el triunfo, sino puntuar en los puertos. Sin embargo, sobre el kilómetro 100 se dio cuenta de que con la ventaja que tenían podían disputar la victoria de etapa junto a su compañero Jetse Bol. Entonces le dijo a Julio Andrés Izquierdo, el manager general del Burgos BH: «No dejemos para mañana lo que podamos hacer hoy».

Los tres corredores, junto a José Herrada, del Cofidis, se disputarían la victoria. Entonces, a falta de un kilómetro pasó primero por una meta volante y cuando Herrada se hizo a un lado atacó, probando suerte, y consiguió coger unos metros que le permitieron entrar primero en meta y conseguir la primera victoria del Burgos BH en una ronda tan importante.

Más información