Final

Klopp: «Si pensase que soy un perdedor, tendríamos un problema»

Klopp, durante la sesión de entrenamiento de este viernes en el Metropolitano. /Carl Recine (Reuters)
Klopp, durante la sesión de entrenamiento de este viernes en el Metropolitano. / Carl Recine (Reuters)

El técnico del Liverpool no cree que haya tenido mala suerte en su carrera pese a que le persigue el estigma de haber perdido seis finales consecutivas

Óscar Bellot
ÓSCAR BELLOTMadrid

Jürgen Klopp irradia confianza en vísperas de un nuevo pulso por la 'orejona'. Pese a encadenar seis finales consecutivas hincando la rodilla y contabilizar dos por derrotas en la Liga de Campeones -el Bayern de Múnich le superó en 2013 cuando dirigía al Borussia Dortmund y el Real Madrid le batió el año pasado en Kiev, ya al frente del Liverpool-, el técnico de los 'reds' se mostró ilusionado antes de encarar este sábado al Tottenham en el Metropolitano y negó que le persiga la mala fortuna. «Si yo fuera el motivo por el que se pierden seis finales seguidas, habría que preocuparse», dijo el germano en la rueda de prensa previa al enfrentamiento con los 'spurs'.

«Ha habido algún problema», minimizó el preparador que ha transformado al Liverpool desde su llegada a Anfield con un juego agresivo y muy vertical que ha sembrado el pavor en el continente de la mano de un tridente letal conformado por Mohamed Salah, Roberto Firmino y Sadio Mané. Pero, optimista por naturaleza, focalizó el lado positivo de tantos títulos que se esfumaron en el momento clave. «Mi mujer me pregunta cuál es el último partido de la temporada y es esta final. Desde 2012, aparte de 2017, hemos llegado a finales. Seguramente bato el récord de semifinales en los últimos siete años. Si pienso que yo soy el motivo, que soy un perdedor, todos tendríamos un problema, pero yo no veo así las cosas», sostuvo Klopp, que incidió en que todo lo vivido la da un mejor bagaje para afrontar el partido que podría terminar de encumbrarle. «Lo que ha pasado en el pasado también me da confianza ya que antes de llegar a las finales ganamos todos esos partidos», indicó, resaltando que «si se trabaja para cambiar la suerte a veces llega, pero hay que trabajar». «No ha sido una carrera desafortunada, pero además mi carrera no se ha terminado», atajó.

Tuvo que enfrentarse Klopp con el recuerdo del choque disputado hace un año en el Olímpico de Kiev, cuando el Real Madrid abrochó su tercera Champions consecutiva. Una derrota que le dolió pero que, tendiendo la vista atrás, prefiere tomarse con humor. ¿Qué aprendió de aquella final?, le cuestionaron para que luciese su ya célebre flema. «También se puede marcar un gol desde 18 metros», bromeó en referencia al tanto de Bale en la capital ucraniana que pilló desprevenido a Karius y que sentenció el encuentro.

Evolución

Ya en tono más serio, destacó todo lo que ha evolucionado el Liverpool desde que tomase las riendas en octubre de 2015. «Aprendimos mucho desde que trabajamos juntos y hemos mejorado mucho», si bien incidió en que lo sucedido ante el Real Madrid «no fue tan importante» para esa «mejora». Afirmó que el actual es un equipo «mucho más maduro» y con jugadores que tienen «más experiencia», e indicó que el año pasado les pesó la «presión» que tuvieron en los duelos que libraron contra el Manchester City o la Roma en su camino hacia la final. «No pudimos ser tan sólidos como ahora», remarcó el germano, que reivindicó que sus pupilos «dieron el paso» esta temporada, como demuestran los 97 puntos que amasaron en la Premier, donde se quedaron a uno del City.

Más información

Klopp no quiso colgar a nadie el cartel de favorito de cara a la final. «Hay quien puede decir que nosotros somos los favoritos porque tenemos más puntos en la liga, pero los dos partidos que jugamos en la Premier fueron muy buenos y disputados. No veo ninguna ventaja antes del partido», sostuvo el ex del Borussia Dortmund, que elogió la labor de su homólogo del Tottenham, un Mauricio Pochettino que, dijo, ha realizado un trabajo «impresionante» a la hora de mejorar un grupo como el del Tottenham «de mucho talento». Por ello, se mostró convencido de que el sábado se verá «una verdadera final» en la que los dos equipos deberán ser «intensos».

Remarcó además Klopp su gusto por el actual formato de la Champions. «Me encanta este torneo», apuntó el técnico, que aseguró que Firmino «está listo» tras las molestias que viene arrastrando el brasileño, aunque no quiso confirmar que vaya a saltar de inicio.