Relevo en el banquillo blanco

Solari, como Zidane pero sin su aureola

Solari da instrucciones durante un partido del Castilla./Real Madrid
Solari da instrucciones durante un partido del Castilla. / Real Madrid

El argentino, jugador blanco entre 2000 y 2005, ha entrenado al Castilla desde el verano de 2016 y pasó antes por las categorías cadete y juvenil

José Manuel Andrés
JOSÉ MANUEL ANDRÉSMadrid

Santiago Hernán Solari, entrenador hasta ahora del Castilla, asumirá -en teoría- provisionalmente las riendas del banquillo blanco desde el partido copero de este miércoles en Melilla como sustituto del destituido Julen Lopetegui. El argentino, que fue futbolista del Atlético y del Real Madrid en España, ha dirigido al filial blanco desde el verano de 2016, con dos temporadas en mitad de la tabla en los grupos 2 y 1 de Segunda B -11º y 8º- y un inicio de campaña más ilusionante en esta 2018/19, en la que el equipo de cabecera de la cantera madridista ha navegado por los puestos que dan acceso al playoff de ascenso a Segunda hasta situarse cuarto después de 10 jornadas y la derrota ante el Fuenlabrada en el Alfredo Di Stéfano del pasado fin de semana.

El rosarino presenta como técnico un perfil similar al de Zinedine Zidane cuando asumió el cargo de entrenador del Madrid en enero de 2016 como sustituto del destituido Rafa Benítez, aunque se encuentra lejos de su aura y carisma como exjugador.

Santi Solari es el cuarto ex-jugador del Atlético que se convierte en primer entrenador del Real Madrid, tras Juan Antonio Ipiña, Ramón Grosso y Bernd Schuster

No obstante, como futbolista el 'Indiecito' fue partícipe de una época exitosa en el club blanco, con dos Ligas y una Champions -'la novena'- en cinco temporadas entre 2000 y 2005 y bastante participación, puesto que aunque siempre estuvo a la sombra del propio Zidane, era el jugador 'número doce' de la plantilla como suplente de lujo.

Más información

Tras colgar las botas en Peñarol en 2011, Solari inició su carrera como técnico en las categorías inferiores del Madrid en 2013, llevando al segundo equipo cadete del club al campeonato esa temporada. En la 2014/15 repitió como campeón pero esta vez con el cadete A, lo que le valió para dar el salto en la 2015/16 al segundo equipo juvenil de la entidad en Liga Nacional Juvenil. Posteriormente asumió las riendas del Castilla en Segunda B, donde hasta esta temporada no ha podido pelear por el ansiado ascenso a la categoría de plata del fútbol español. Ahora llega la opción del primer equipo y avisa que tiene «un equipo de guerreros» al que pide jugar «con dos cojones».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos