Calviño: «No podemos resignarnos a la tasa de paro del 14% que da el FMI»

La ministra de Economía, Nadia Calviño./EP
La ministra de Economía, Nadia Calviño. / EP

La ministra de Economía asegura que «todavía hay potencial de crecimiento» en el mercado laboral a pesar de las previsiones del organismo y promete «las reformas necesarias» para llegar a estar al nivel de la eurozona, actualmente sobre el 8%

Edurne Martínez
EDURNE MARTÍNEZMadrid

La ministra de Economía no está de acuerdo con las previsiones en materia de empleo que dio ayer el Fondo Monetario Internacional (FMI). En su primer informe publicado en la reunión de primavera del organismo que se celebra esta semana en Washington, aseguran que la tasa de desempleo en España está tocando techo al prever que no bajará del 14% ni en 2020. Pero Nadia Calviño lo ha negado explicando que el FMI tiene mucho en cuenta la evolución pasada de los datos, pero que en España «todavía hay potencial de crecimiento importante».

«Una tasa de desempleo del 14% me parece socialmente inaceptable, no podemos resignarnos a esa tasa y decir que ese es el suelo que se puede alcanzar», ha dicho la ministra en un desayuno informativo organizado por Cinco Días. Así, Calviño ha prometido las «reformas que sean necesarias» para llegar a las cifras medias de los países de la eurozona, que actualmente está en el entorno del 8%. «Entre 2018 y 2019 se crearán 900.000 empleos y vamos a seguir en esa senda».

Además, la titular de Economía ha explicado que la subida a 900 euros del Salario Medio Interprofesional (SMI) ha tenido un «impacto neutro» sobre el empleo «junto al resto de medidas que se llevaron a cabo». Ha agradecido además que los «gurús económicos» de la oposición se estén alineando con su medida: «Ya han anunciado que no piensan revertir la subida del salario mínimo, lo que es una muy buena noticia después de haber anunciado el fin del mundo», ha bromeado.

«Si se bajan impuestos, subirá el déficit»

De la subida de los salarios dependerán mucho también las pensiones, cuya reforma es «básica» de cara al futuro. «Garantizar su actualización con arreglo al IPC es importante ahora, pero también dentro de 20 y 40 años», ha explicado la ministra, que ha mostrado su esperanza en que tras la formación de nuevo gobierno el Pacto de Toledo llegue a un acuerdo en este ámbito.

Volviendo a las previsiones sobre España del FMI, el organismo calcula que el déficit público en los próximos cinco años aumentará. En contra, la ministra ha señalado que hay que «huir de la sobrerreacción y el baile de cifras» y ha reiterado que las estimaciones de su gabinete es conseguir reducir este año el déficit hasta el 2% -a pesar de que el objetivo enviado a Bruselas es del 1,3%- «no porque lo manden nuestros socios, sino porque el déficit y la deuda no son políticas nada progresistas, no podemos gastar hoy y dejar dinero a deber a nuestros hijos». Así, ha arremetido contra sus contrincantes políticos asegurando que «hay recetas milagrosas» que permitan bajar impuestos sin recorte social y que el déficit no aumente.

Más información