La OCDE y el FMI empeoran dos décimas su previsión de crecimiento de España

El secretario general de la Organización para el Desarrollo y Cooperación Económica (OCDE), Ángel Gurría./REUTERS
El secretario general de la Organización para el Desarrollo y Cooperación Económica (OCDE), Ángel Gurría. / REUTERS

Los organismos internacionales advierten de un aumento del déficit si se prorrogan los Presupuestos y un nivel aún «muy alto» del paro

Edurne Martínez
EDURNE MARTÍNEZMadrid

Varios organismos venían avisando desde hace unos meses e incluso el Gobierno había rebajado sus perspectivas de crecimiento en sus últimas previsiones enviadas a Bruselas, al igual que lo hizo la patronal de empresarios (CEOE) el pasado martes. Este miércoles fue el turno de la OCDE y del FMI, los últimos en dar la voz de alarma: España crecerá dos décimas menos de lo previsto en 2018 y 2019, es decir, según cálculos del organismo europeo, avanzará un 2,6% del PIB este año y un 2,2% el que viene. En 2020 la proyección es bastante peor, cae hasta el 1,9%. Pero el Fondo Monetario Internaciona se queda en el 2,5% este año, ya que sus proyecciones eran una décima más moderadas, debido al debilitamiento de las fuerzas cíclicas y un entorno menos propicio.

Así, los últimos pronósticos de la OCDE presentados en París constatan la desaceleración de España, aunque el informe 'Perspectivas Económicas' la sigue definiendo como una economía «fuerte» gracias a una «robusta» demanda interna sobre todo, favorecida por los bajos tipos de interés. Llama la atención sobre la tasa de ahorro familiar, que se encuentra en mínimos, lo que evidencia el fuerte tirón del consumo interno. Y por el lado del FMI la respuesta es similar: «La economía española sigue recuperando el terreno perdido durante la crisis», aunque apunta que ya ha superado el pico del ciclo.

La OCDE sigue manteniendo que esta ralentización se debe a la desaceleración global. De hecho, el organismo explica que España crece por encima de la media de la eurozona, donde el PIB crecerá un 1,9% este año, 1,8% en 2019 y un 1,6% en 2020. Eso sí, sobre la deuda el informe insta al Gobierno a adoptar medidas de consolidación fiscal a medio plazo y a lanzar reformas para aumentar la productividad si quiere conservar el crecimiento.

Aumento del déficit

El FMI es claro en cuanto al déficit: si se prorroga el Presupuesto de este año, se podría desviar hasta el 2,4% del PIB en 2019, como también lo anunció la propia ministra de Economía esta misma semana. La OCDE por su parte también advierte de que su comportamiento es peor de lo previsto. Calculan que será del 2,7% en 2018 (tres décimas más de lo pronosticado hace seis meses), lo que obligará a «mayores esfuerzos para atajar la deuda», que seguirá bajando pero a un ritmo lento «hasta el 96% en 2020».

Otro de los temas fundamentales en este tipo de informes, el empleo, tampoco sale bien parado esta vez. La OCDE calcula que España cerrará el año con una tasa de paro del 15,3%, en 2019 del 13,8% y en 2020 del 12,5%, un nivel «muy alto» por la alta temporalidad y el alto desempleo juvenil. Recomiendan, entre otras recetas, aumentar las plazas de educación infantil de 0 a 3 años para promover el acceso de las mujeres al trabajo. Y el FMI avisa de que elevar el gasto social con nuevos ingresos, así como las subidas de las pensiones y del salario mínimo, supondría «revertir parcialmente» algunas reformas. Y destaca que, al carecer de mayoría parlamentaria, «será difícil sacar adelante iniciativas legislativas».

A pesar de estos datos, la ministra Calviño se ha mostrado optimista ya que las previsiones están «alineadas» con las del Gobierno. Durante su intervención en el Pleno del Congreso, ha reiterado que si se prorrogan los PGE, el déficit público será superior. Además, ha añadido que estos organismos recomiendan a España que reduzca la deuda pública, algo que es «incompatible» con la bajada de impuestos que proponen algunos grupos.

 

Fotos

Vídeos