La fragata 'Navarra' entrega a Seychelles a los piratas que atacaron a un atunero español

Atunero vasco 'Txori Argi'./Inpesca
Atunero vasco 'Txori Argi'. / Inpesca

Los cinco detenidos habían secuestrado también un pesquero yemení en el Índico

EFEMadrid

La fragata 'Navarra', buque de mando de la 'operación Atalanta', ha entregado a Seychelles a cinco presuntos piratas que fueron detenidos tras interceptar en aguas del océano Índico un pesquero yemení al que mantuvieron secuestrado durante cuatro días y que también atacaron a un atunero vasco, ha informado el Estado Mayor de la Defensa.

Además del secuestro del barco yemení, los detenidos están acusados de haber atacado otros dos buques, el atunero vasco 'Txori Argi', cuya dotación de seguridad privada tuvo el pasado domingo que repeler el lanzamiento de una granada desde un esquife, y el pesquero coreano «Adriá», con españoles entre su tripulación.

Una vez que se localizó la embarcación yemení que los piratas somalíes utilizaban como buque nodriza para sus ataques, un equipo de Guerra Naval lanzado desde la fragata española logró abordar el pasado martes el pesquero a pocas millas de la costa somalí, detener a los secuestradores y liberar a los 23 tripulantes.

En la operación de abordaje resultaron heridos dos de los supuestos piratas, por lo que tuvieron que ser atendidos a bordo de la 'Navarra', al tiempo que la 'operación Atalanta' solicitó a las Seychelles asistencia médica para ambos.

El Estado Mayor ha explicado que los responsables del buque de la Armada han cumplido con los trámites administrativos necesarios en función de los acuerdos entre la UE y Seychelles para casos de piratería en aguas del Índico antes de poner a los piratas a disposición de las autoridades del archipiélago. Además, les han entregado las pruebas recogidas sobre las actividades delictivas de las que están acusados.

Esta ha sido la primera detención de presuntos piratas bajo mando español en la 'operación Atalanta', y el Estado Mayor de la Defensa recuerda que se ha producido solo 20 días después de que el Reino Unido haya transferido el mando al vicealmirante Antonio Martorell, estableciendo el nuevo Cuartel General Multinacional en Rota (Cádiz). «De este modo, la gestión e implicación de todos los actores que participan han hecho de la operación un éxito», remarca Defensa en un comunicado.

En el caso del atunero bermeano 'Txori Argi', la empresa armadora explicó el pasado miércoles que el esquife pirata estaba persiguiendo al pesquero coreano, que iba en dirección al barco vasco, al que atacaron también al divisarle. La seguridad privada del 'Txori Argi repelió el ataque con unas ráfagas de fuego y los piratas arrojaron sus armas e iniciaron la huida. La embarcación vasca comunicó el incidente a la 'operación Atalanta' y continuó faenando sin mayores incidencias.

Más información