La Asociación Sad Hill trabaja para crear una comisión de cine en la provincia de Burgos

Cementerio de Sad Hill. /Gabriel de la Iglesia
Cementerio de Sad Hill. / Gabriel de la Iglesia

El objetivo es hacer un catálogo de lugares en los que se podrían rodar películas y facilitar a las productoras el rodaje

Aythami Pérez Miguel
AYTHAMI PÉREZ MIGUELBurgos

Burgos es una provincia con multitud de rincones pintorescos, dignos de película, escenarios naturales y edificios pero solo cuatro puntos específicos tendrían ahora mismo más oportunidades de aparecer como escenario de un filme. Estos son la Casa de Miranda y Ángulo de Burgos, donde se encuentra el Museo de Burgos, la iglesia de Santiago Apóstol en Villamorón, la iglesia de Santa Eugenia y Conjuradero de Villegas y el Museo de la Evolución Humana de la capital burgalesa. Estos son los únicos cuatro lugares burgaleses que se encuentran en la Comisión de Cine de Castilla y León.

Conscientes de esta riqueza natural y patrimonial, la Asociación Sad Hill trabaja ahora para constituir una comisión de cine burgalesa, también conocida como film commission, que actúe a nivel provincial. Se trata de una entidad destinada a facilitar a los productores audiovisuales toda la información necesaria para la realización de rodajes en la provincia de Burgos. El objetivo es promover la industria audiovisual en la provincia, atraer riqueza al territorio y aumentar su reconocimiento.

Como confirma David Alba, miembro de la Asociación Sad Hill, «nos estamos informando sobre el procedimiento y estamos contactando con las instituciones porque necesitamos apoyo institucional para ello». De hecho, la Asociación Sad Hill ya ejerce alguna función propia de estas comisiones de cine. Gracias a su labor de difusión, el director de cine finlandés Rax Rinnekangas, acudió el pasado verano a rodar parte de su última película en el cementerio de Sad Hill.

El impulso para lanzarse lo recibieron en la embajada española en Berlín. Durante la inauguración de una exposición se nombró a la Asociación Sad Hill como una de las 6 Film Commission españolas más influyentes, y eso que todavía no lo son. El trabajo que realizan por la promoción de la industria audiovisual en Burgos y por impulsar el conocimiento de la provincia en el exterior les ha valido el reconocimiento.

Ya han entablado conversaciones con la Diputación, que también se está informando sobre el tema, ya que no existe una comisión de cine como tal a nivel provincial. Sí existe la Film Commission de Castilla y León donde se encuentran esos cuatro enclaves burgaleses mencionados al comienzo. La Film Commission de Castilla y León es un servicio de la Junta y proporciona a los productores audiovisuales toda la información necesaria para facilitar los rodajes que se lleven a cabo en la comunidad. Esto permite un mayor crecimiento del sector audiovisual y la creación de contactos.

Más allá del cementerio

Como señala David Alba, la base de datos o el catálogo es fundamental en estos casos con localizaciones, profesionales, equipos técnicos y artísticos o cualquier necesidad logística que se precise para llevar a cabo el rodaje de una película, cortometraje o anuncio publicitario. «La dirección de la Filmoteca de Castilla y León nos ha animado a ello y nos ha dado explicaciones», apunta Alba.

El objetivo de la Asociación Sad Hill con esta iniciativa traspasa así los límites de los escenarios burgaleses de la película 'El bueno, el feo y el malo'. Su finalidad es atraer rodajes y abrir caminos culturales a la provincia. Por un lado, esto genera riqueza en el territorio elegido y, a su vez, le otorga repercusión al lugar.

El pasado verano, la Asociación Sad Hill ya actúo como una comisión de cine. El director finlandés Rax Rinnekangas acudió al restaurado y característico cementerio circular de Sad Hill, escenario de la última escena de 'El bueno, el feo y el malo', para rodar parte de sus última película. El cementerio de Sad Hill, además, de escenario, sirve como metáfora en este filme para representar la parte buena, mala y fea que todos tenemos en nuestra personalidad. Cuatro personas, dos parejas, inician un viaje que será simbólico de su propio recorrido como parejas.

El director contactó con el Ayuntamiento de Santo Domingo de Silos, titular del emplazamiento del cementerio circular más famoso, y la Asociación Sad Hill ha hecho de asesor de producción en todo momento del rodaje. Ahora se ha iniciado una campaña de financiación colectiva, o crowdfunding, para editar la película en DVD con imágenes extra.

Más información