La búsqueda de Violeta, pendiente de la bajada del caudal del Arlanza

La búsqueda se mantiene activa, aunque condicionada por el tiempo y el Arlanza/Cruz Roja
La búsqueda se mantiene activa, aunque condicionada por el tiempo y el Arlanza / Cruz Roja

Guardia Civil y Cruz Roja mantienen activos los operativos, pero no pueden trabajar dentro del agua porque el río bajaba cargado

Patricia Carro
PATRICIA CARROBurgos

El operativo de búsqueda de Violeta Cubillo, la mujer de 67 años con alzheimer que despareció el pasado miércoles en Puentedura, continúa activo. Guardia Civil y Cruz Roja mantienen sus recursos alerta, trabajando sobre el terreno, si bien las condiciones meteorológicas están condicionando los dispositivos. En concreto, las lluvias de las últimas jornadas hacen que el Arlanza baje cargado y, por tanto, el trabajo dentro del río se ha tenido que suspender puntualmente.

La entrada al cauce es peligrosa, por el caudal y la velocidad del agua; además, hay zonas pantanosas. Y todo ello hace «imposible» la búsqueda tanto en el Arlanza como en uno de los afluentes, de modo que el Grupo de Actividades Subacuáticas de la Guardia Civil se ha retirado, momentáneamente, lo mismo que el helicóptero. Esperan que baje un poco el caudal, que se liberen las riberas, para poder acceder de nuevo al río, como hicieron durante las primeras jornadas.

Eso sí, Guardia Civil insiste en el operativo se mantiene activo, y las patrullas de Seguridad Ciudadana y el Seprona continúan en la zona. Lo mismo que los volunarios de Cruz Roja. José Miguel Pleguezuelos, coordinador de Socorros y Preventivos de la entidad, ha recordado que, durante estos días, se ha contado con una treintena de voluntarios. Se han puesto al servicio de la búsqueda todos los recursos con los que cuenta Cruz Roja, tanto terrestres como acuáticos.

Más información

De nuevo, la lluvia ha afectado al operativo de Cruz Roja. Pleguezuelos explica que no han podido recorrer los caminos con sus vehículos todo terreno debido al mal estado en el que se han encontrado. Y también se ha buscado en el río, pero los voluntarios han tenido que retirarse pues los accesos a la ribera están siendo complicados. La búsqueda está siendo «trabajosa» y, dicho sea de paso, un poco descorazonadora. Cada día se suspende, al caer la noche, sin haber hallado pistas de Violeta.

El responsable de Cruz Roja insiste en que se han centrado en el río Arlanza, pues se encuentra próximo al domicilio de la mujer. Además, Violeta tenía la construmbre de darse un pequeño paseo, todos los días, desde su casa hasta un puente próximo, justo en la confluencia del Arlanza con su alfuente. Ello unido a los problemas de movilidad ha centrado la búsqueda en los alrededores del domicilio.

Con drones, mejor

Al operativo se han sumado también voluntarios externos, como un joven que puso a su disposición la pasada semana un dron. Ha sido «muy útil», ha insistido José Miguel Pleguezuelos, tras recordar que Cruz Roja lleva un año buscando financiación para adquirir un dron y utilizarlo en sus operativos de búsqueda. Con la cámara térmica se podría trabaja incluso de noche y, si bien no se ha demostrado aún su utilidad, es necesario probar estas técnicas en búsquedas reales.

«Es un proyecto a explorar», insiste, pero Cruz Roja no lo puede asumir, así que buscan financiación. La presencia de ese dron particular en Puentedura ha puesto de manifiesto que, al menos, merece la pena probarlo. El operativo de Cruz Roja se ha completado con dos psicólogas que, sobre todo los primeros días, han estado atendiendo a la familia.

Violeta Cubillo desapareció el miércoles por la mañana. A eso de las 11:00 detectaron que no estaba en casa, donde la había dejado su marido mientras iba a hacer unos recados. Tiene 67 años, pero padece alzheimer y tiene problemas de movilidad. Guardia Civil mantiene abiertas todas las hipótesis, si bien la que más fuerza tiene apunta a una caída al Arlanza.

 

Fotos

Vídeos