El Colegio de Médicos pide «incentivar» las plazas de difícil cobertura para evitar crisis como la de Ginecología en Aranda

Hospital Santos Reyes de Aranda. /
Hospital Santos Reyes de Aranda.

El Colegio considera que la gestión de la crisis es «mejorable» y pide que «no sea utilizada para enfrentamientos políticos»

BURGOS conecta
BURGOS CONECTABurgos

La gestión de la crisis en el servicio de Ginecología en el hospital Santos Reyes de Aranda de Duero es «mejorable». Así al menos lo entiende el Colegio de Médicos de Burgos (Combu), que considera que la Consejería de Sanidad no ha abordado el problema como debería haberlo hecho.

Es más, según aseguran desde el Colegio, la falta de profesionales en el centro hospitalario arandino «era previsible desde hace más de un año y así se ha ido notificando por parte del Servicio de Ginecología de Aranda a los diferentes estamentos superiores, fracasando estos en su gestión». A juicio de la Junta Directiva del Combu, que ayer se reunió para analziar la situación, esta circunstancia da fe de que «existe un problema de planificación en cuanto al déficit de personal».

Un problema de planificación que debe abordarse de raíz para evitar desviaciones futuras. Y la mejor forma de hacerlo, aseguran desde el Colegio, pasa por la «identificación de las plazas de difícil cobertura tanto en Atención Primaria como en los hospitales y su incentivación para conseguir la fidelización de los profesionales a dichas plazas». A juicio del Combu, solo así se podrá paliar la fuga de profesionales y resolver un problema que parece estallar de manera periódica en diferentes áreas sanitarias de la comunidad.

Con todo, desde el Colegio de Médicos instan a que los problemas sanitarios «se analicen con la sensibilidad necesaria» y no sean contaminados por «enfrentamientos políticos». Además, exigen a la Junta de Castilla y León «que se mejoren los canales de comunicación y nuevamente ofrecemos nuestra plena disposición a colaborar en la necesaria reestructuración de la sanidad».