Diputación confía en que las cuadrillas forestales trabajen con normalidad para medidados de agosto

Rodríguez y Rico en el pleno provincial/Andrea Ibáñez
Rodríguez y Rico en el pleno provincial / Andrea Ibáñez

Lorenzo Rodríguez asegura que «han hecho todo lo posible» para que los 36 trabajadores contratados con la subvención de la Junta puedan prestar sus servicios

Patricia Carro
PATRICIA CARROBurgos

El objetivo de la Diputación de Burgos es conseguir que, cuanto antes, los 36 trabajadores de las cuadrillas forestales de la provincia puedan estar prestando sus servicios, pues llevan un mes contratados pero sin poder trabajar. Sin embargo, la solución no es ni rápida ni fácil, ni tampoco está solo en manos de la Institución Provincial, que «ha hecho todo lo posible» para resolver los imprevistos.

Así lo ha asegurado esta mañana Lorenzo Rodríguez, que se ha estrenado como portavoz del equipo de Gobierno y presidente de la comisión de Personal. Rodríguez ha insistido en que «es muy fácil echarle la culpa a la Diputación», pero en lo ocurrido hay más responsables, pues no se trata solo de un retraso en la realización de los reconocimientos médicos y las evaluaciones de riesgos laborales.

Los locales cedidos por los ayuntamientos para servir de punto de encuentro, vestuario y almacenamiento de la intendencia tampoco cumplen con los requisitos exigidos, y hace un año sí lo hacían, ha matizado rodríguez. De ahí que la solución al problema implique a más de una administración, aunque en Diputación están trabajando para darle solución lo antes posible.

Imagen de las protestas en el pleno
Imagen de las protestas en el pleno / Andrea Ibáñez

Rodríguez ha afirmado que pretenden que las cuadrillas estén trabajando ya para mediados de agosto, pues en torno a esa fecha, si no se han activado, la Diputación perderá la ayuda de la Junta de Castilla y León de 350.000 euros, con la que se financia este plan de empleo, y tendría que asumir en solitario la contratación de los 36 empleados. «Hay que sentarse a trabajar para encontrar una solución», ha insistido, pues «lo fácil es echarle la culpa a la Diputación».

El líder de Cs, vicepresidente primero de la Institución Provincial, ha tenido también que atender esta mañana las protestas de los sindicatos, en la sesión de pleno que ha servido para constituir las comisiones y demás organismos de la Diputación. Como es habitual, ha habido protestas, en esta ocasión dirigidas directamente contra Rodríguez, recriminándole sus cambios de parecer y criticando los recortes en las inversiones en los pueblos.

Más información