El PP se queda solo en la aprobación de los presupuestos de la Diputación

Los presupuestos de 2018 se han aprobado en el Pleno de la Diputación esta mañana/CLR
Los presupuestos de 2018 se han aprobado en el Pleno de la Diputación esta mañana / CLR

Los 13 votos a favor del Partido Popular han sido suficientes para sacar los presupuestos de 2018, a pesar del voto en contra de toda la oposición

Cristina López Reques
CRISTINA LÓPEZ REQUESBurgos

El Pleno de la Diputación de Burgos ha aprobado hoy de manera inicial los Presupuestos Generales de 2018. El documento ha salido adelante con el único voto favorable del PP, que ha sacado partido a la mayoría absoluta de la que dispone en la Corporación provincial. Por su parte, toda la oposición en bloque (los 12 diputados del PSOE, Imagina Burgos y Ciudadanos) ha votado en contra.

En total, se trata de un presupuesto de 112,4 millones de euros, lo que supone una reducción del 2,74% respecto al presupuesto actual, que se elevaba hasta los 116,7 millones. «Es un documento de marcado carácter social, ajustado, inversor y elaborado con gran rigor», tal y como ha explicado José María Martínez, diputado de Hacienda.

Más información

Según ha explicado el máximo responsable de la Hacienda provincial, las cuentas han sido elaboradas y aprobadas sin que lo estén los presupuestos del Estado, de donde proviene el 70 por ciento de ingresos de la Diputación. En este sentido, Martínez ha asegurado que «se ha sido prudente a la hora de dotar los rendimientos de las partidas, consignando importes similares a los de 2017».

Sin embargo, desde la oposición califican las cuentas de todo lo contrario. El portavoz de Ciudadanos, Lorenzo Rodríguez, ha señalado que «son continuistas y el reflejo de una administración caduca», haciendo hincapié en la «reducción en tres millones de euros de la inversión en los pueblos y el aumento de gastos para la propia administración». Por tanto, el partido naranja «no puede apoyar unos presupuestos que no ayuden a progresar a los pueblos a salvar la despoblación que viven».

Misma línea desde Imagina. «Son continuistas y estas enfocados a mantener la Diputación tal y como está, cuando lo que necesita es que evolucione hacia lo que necesita toda la provincia», ha asegurado Marco Antonio Manjón, portavoz del grupo. En este sentido, y en un momento en el que se cuestiona la desaparición de las diputaciones, Manjón cree que «solo pueden seguir adelante aplicando una evolución reflejada en los presupuestos, pero el PP solo ha puesto en la mesa más de lo mismo».

«La única novedad es que no hay ninguna novedad». Es la calificación que hacen desde el Partido Socialista a los presupuestos. Su portavoz, David Jurado, ha señalado «dos malas noticias». Por un lado, la reducción de casi un tres por ciento con respecto al año anterior. Por otro, la distribución de las propias cuentas, ya que, según afirma Jurado, «hay más gasto corriente y menos inversión, es decir, más madera para el funcionamiento de la propia institución, pero menos dinero para invertir en la provincia». Los socialistas, por tanto, han votado en contra, alegando, además, «que son unas cuentas algo ficticias al no conocer las previsiones económicas del Gobierno de España».

Sea como fuere, los cierto es que la Diputación ya tiene sobre la mesa el presupuesto de cara al 2018, al menos de manera inicial. Ahora se abre un periodo de alegaciones tras el cual podrá ser aprobado definitivamente, cumpliendo así con el calendario previsto por el equipo de gobierno

 

Fotos

Vídeos