Las familias de dos presos de Valdenoceda reciben sus restos, exhumados e identificados

Imagen del día de hoy durante el acto de homenaje. /
Imagen del día de hoy durante el acto de homenaje.

Con estos, la Asociación de Familiares ha conseguido entregar a sus parientes los restos identificados de 68 presos

Burgos Conecta
BURGOS CONECTABurgos

La Asociación de Familiares de Represaliados en Valdenoceda se ha reunido para rendir su tradicional homenaje a los represaliados en el antiguo penal. El homenaje de este año a los presos de esta cárcel burgalesa ha coincidido con el cuarto aniversario de la transforamción de la antigua agrupación en asociación.

Esto supone un hito importante pero aún lo es más la entrega de los restos de dos presos a sus descendientes. Cada entrega es emoción y mucha esperanza acumulada. Esta mañana se han entregado a sus familias los restos de Julián González González y Abilio Luis Jábega, presos manchegos, nacidos en Almagro (Ciudad Real) y Vara del Rey (Cuenca), que fallecieron en la prisión el 12 de abril de 1941 y el 6 de abril de 1942, respectivamente.

Las familias se han trasladado desde sus pueblos hasta Valdenoceda para recoger personalmente los restos de Julián y Abilio y trasladarlos hasta sus localidades natales, donde se les dará una digna sepultura.

Con la entrega de los restos de Julián y Abilio, la asociación ha dado un paso en su empeño por recuperar la memoria de aquellos que tanto sufrieron durante la posguerra. También avanza en el objetivo de devolver a sus familias los restos de sus seres queridos, que nunca debieron ser arrebatados de su tierra.

Cartel en memoria de los fallecidos en la prisión de Valdenoceda por fidelidad a la República.
Cartel en memoria de los fallecidos en la prisión de Valdenoceda por fidelidad a la República. / BC

La emoción ha sido la protagonista del acto de hoy, junto con los familiares de aquellos que sufrieron las duras condiciones del penal de Valdenoceda, prisión que estuvo abierta entre 1938 y 1945 y donde se tiene constancia de la muerte, por hambre y frío, de al menos, 154 presos republicanos.

La Asociación de Familiares ha conseguido ya la exhumación de 114 cuerpos en una parcela que hoy forma parte del cementerio parroquial y continúa con las tareas de identificación.

Hechos claves

La Asociación de Familiares de Represaliados en Valdenoceda ha conseguido conocer la existencia de, al menos, 154 enterramientos de presos que fallecieron en esta prisión entre los años 1938 y 1943. Estos enterramientos constan en el Registro Civil del Valle de Valdivielso, en cada hoja de registro consta el nombre y apellidos del fallecido, su localidad natal, su fecha y las causas del fallecimiento. Prácticamente todos morían por 'colitis epidémica', que no era otra cosa que las consecuencias del hambre y del frío que padecían estas personas.

La asociación también ha logrado exhumar 114 cuerpos, por lo que creen que todavía permanecen debajo de las nuevas tumbas que se hicieron sobre los antiguos enterramientos los restos de 39 presos.

A día de hoy, la asociación tiene plenamente localizadas a 66 familias descendientes de aquellos presos, un número importante ya que hace 14 años, cuando se constituyó la agrupación, apenas formaron parte de la misma 5 familias.

Más información