Fernández Santos califica de «tomadura de pelo» la actitud de Fomento con el Tren Directo

El Tren Directo es una reivindicación de toda la provincia/GIT
El Tren Directo es una reivindicación de toda la provincia / GIT

El concejal socialista recuerda que es una infraestructura «absolutamente necesaria» para Burgos

Patricia Carro
PATRICIA CARROBurgos

La petición del Ministerio de Fomento de ampliar la información sobre la reapertura del Tren Directo, para garantizar la viabilidad económica de la inversión, no ha sentado nada bien en el seno del PSOE. El concejal Antonio Fernández Santos lo considera una «tomadura de pelo» y una muestra más de «desprecio» del Gobierno central para con Burgos, pues el proyecto acumula numerosos informes, avalados por empresas que estarían interesadas en el transporte de mercancías.

Fernández Santos ser pregunta «hasta cuándo» los burgaleses van a soportar esta «tomadura de pelo» y que la ciudad siga «retrocediendo». Valorando los servicios ferroviarios desde una perspectiva exclusivamente económica, salvo alguna línea de AVE y los cercanías, el resto de las líneas estarían cerradas, ha insistido. El Tren Directo es «una infraestructura absolutamente necesaria para el desarrollo de Burgos» y, a juicio del socialista, «Fomento no entiende que es una comunicación trascendental para las mercancias de España».

Más información

Mientras, el presidente de la Diputación, César Rico, salió con buenas sensaciones de la reunión mantenida ayer en Madrid con los responsables gubernamentales. Cierto es que se ha solicitado información adicional, pero Rico considera lógico que Fomento requiera de más «certezas» antes de invertir 100 millones en la reapertura. «El Ministerio no queire invertir para que luego haya un tren; no tendría sentido», ha insistido el presdiente.

De este modo, Ayuntamiento de Burgos y Diputación, con sus propios medios, trabajará en la ampliación de información. También soliciatarán a la Cámara de Comercio colaboración para que las empresas, no solo plasmen un contrato de adhesión, sino que también se compromentan con la línea, garantizando su uso. César Rico espera que «en tres o cuatro meses se tena una estimación certera» sobre la reapertura.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos